Las candidaturas llevan a los morenos a su guerra

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Pablo Ruperto Gómez Andrade.

En 2012, Pablo Ruperto Gómez Andrade se exhibía dichoso rutilante de ir en la campaña de Ramón Guerrero Martínez, cabeza de la Alianza Progresista por Jalisco, integrada por el MC y el PT en la elección por la alcaldía. El profesor ahora intenta erigirse en el portero de Morena, y con el candor de una abstracta moral y hueca castidad, él y sus amigos promulgan quien sí y quién no tiene derechos para postularse candidato por Morena.

Para los comicios de 2015, Morena participó con candidatos en las elecciones locales. El primero de los dirigentes Oscar Pérez Ortiz se separó de la presidencia del primer Comité Municipal creyendo tener todas las posibilidades. Pero los dueños del partido impusieron a Juan Ramón Mora Ornelas. Argumentaron la existencia de una encuesta de la que jamás se supo detalles y para muchos fue la excusa para alegar la primera imposición del partido de Andrés Manuel López Obrador. La otra imposición ocurría en el 2018, cuando la química Laurel Carrillo Ventura les llegó del PRI en calidad de candidata a la presidencia municipal.

Bien, detengámonos un momento en la planilla de Morena para los comicios del 2015. Ya decíamos que Mora Ornelas fue el candidato. Le aportó a Morena la fabulosa cantidad de 1 mil 146 votos, equivalente al 1.26 %. Naturalmente con tan ínfima cantidad de sufragios no tuvo la menor oportunidad de ganar ni una regiduría. En esa elección, Arturo Dávalos Peña se alzó con la primera de dos victorias en las urnas, con el 37.35 % (34, 001 votos) y muy de cercas, le siguió Andrés González Palomera quien sumó 28,478 votos, el 31.28 % del total de papeletas.

El infame total de votos de Mora Ornelas es el peso y valor específico suyo, de sus amigos y del grupo político que lo rodea. Todos miembros de la facciosa y virginal tribu que se proclaman dueños de Morena.

Juan Ramón Mora Ornelas.

En la planilla de Morena de hace cinco años hallamos la eminencia gris, los petulantes fundadores de Morena. Yolanda Trejo Díaz ocupó la segunda posición de la planilla. El regidor, Cecilio López Fernández fue en la posición 5 de la planilla y la ahora diputada federal, María del Socorro Jiménez Andrade se registró en el lugar 6. Pablo Loza Gutiérrez y Sofía Uribe Ruiz, también destacaban en la planilla.

Los anteriores son seis de once regidores propietarios de la planilla, integrada por 22 candidatos al sumarse los suplentes. Pero apenas lograron todos convencer a mil 146 electores. Eso explica por qué tres años después, para los comicios 2018, les llegó la segunda imposición, en este caso de una dama que en la última campaña presidencial, la del 2012, era una fogosa promotora de Enrique Peña Nieto. Fue Laurel Carrillo quien le dio a Morena 30,862 votos en alianza con el Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES). Aun así, en su reelección, Arturo Dávalos, con sus 49 mil 269 sufragios, la dejó lejos de cualquier posibilidad de triunfo.

La mañana de este jueves, un grupo de pretenciosos militantes de Morena se reunieron para dar a conocer una proclama de amotinamiento, emplazando a los mandos del partido a cumplir sus dictados de designar a uno de ellos candidato a alcalde bajo la amenaza de oponerse y rechazarlo.

Llaman a una unidad pero de entre su facción debe el partido seleccionar al próximo abanderado a la alcaldía. Los demás, los externos, oportunistas, todos los otros aspirantes no militantes, son “personajes que tienen deuda con la sociedad y personas de dudosa trayectoria y moralidad”. Se incluye naturalmente al médico Francisco Sánchez peña quien en calidad de “independiente” en los comicios de 2015 obtuvo 4 mil 213 votos (4.63%), suficientes para una regiduría, mientras Mora Ornelas, a duras penas pudo rebasar el millar de votos.

Dr. Francisco Sánchez Peña.

Reiteramos en las cifras por hallar en los números lo irracional de la posición que asumen morenos que se creen militantes de raza aria. Los votos históricos de Morena, son el resultado y obra del trabajo político y social del  profesor Ruperto Gómez Andrade, Juan Ramón Mora Ornelas, la maestra diputada federal, Lorena Jiménez Andrade, Mónico Cervantes Ruiz, el abogado Enrique Márquez Hernández, la química Laurel Carrillo, los regidores Cecilio López y Luis Michel Rodríguez. A ellos se les debe tasar y evaluar en función de resultados y en la elección del 2015 no les dio ni para una regiduría. Para elevar el número de votos debieron esperar la campaña de López Obrador y pese a ello fueron incapaces de acercarse al triunfo local y fueron apaleados en el 2018 por el MC de Dávalos Peña.

En su amotinamiento, la facciosa “auténtica militancia morenista”, como se definieron, condena al fracaso a  Morena por lo menos para la elección local del 2021. Con su posicionamiento, divide y fractura al partido, a sus aspirantes, militantes y simpatizantes. Llaman a la unidad, pero construyen un muro trumpiano entre ellos y los plebeyos, que de alguna forma han llevado su aporte al partido.

De aquel bonchito de votos de “la auténtica militante morenista, los mil 146 votos de Mora Ornelas, Morena en el 2018 incrementó el caudal de votos precisamente por la generosidad de los simpatizantes “externos”. Con seguridad, muchos de esos votos fue un abono de “externos” que luego tocaron la puerta para intentar ser parte de la lista de “internos” o militantes. Sabedores de ser repudiados por los castos del partido, la irracional e insensata posición de los susodichos personajes ahuyentará el voto a Morena.

Revolcadero

Lorena Jiménez Andrade,

El jueves, los morenos incendiaron las redes y entre ellos se cruzaron todo tipo de señalamientos y acusaciones. Dos escritos exhibían la rudeza de la que son capaz la recia militancia del partido fundado por Andrés Manuel López Obrador. Uno, titulado “Mienta militancia activa de Morena”,  fue calificado de fake news y su autenticidad la rechazó dos de los tres supuestos firmantes, la diputada Federal, Lorena Jiménez y el regidor Cecilio López Fernández. En el comunicado de marras, se observa la tercera firma y es la del diputado local, Bruno Blancas Mercado. A él se le atribuye la autoría, un ataque frontal a los regidores Laurel Carrillo y Luis Michel, por su autonombrada “militancia activa de Morena Vallarta”. El entrecomillado es el contenido original del escrito. Tomamos algunas frases: “engañan a quienes se afirman militantes y pretenden discriminar a otros que también lo son”; “no existe ninguna comisión electoral en Jalisco. Siguen mintiendo”; “las candidaturas externas (hasta un 50%  de los espacios disponibles) están previstas en los estatutos de Morena”; “nadie puede coartar el derecho de cualquier ciudadano a ser postulado por Morena”; “Morena no es propiedad de nadie ningún simpatizante puede prohibir o la participación de otra u otro”;  la ‘superioridad moral’  a la que se atienen es tan cuestionable como su liderazgo” y varios etcéteras. El circular es apócrifo pero en su contenido hay verdades. ****** Al contenido que con puntualidad se deslindó el jueves, Lorena Jiménez y el regidor Cecilio López, Bruno Blancas, sospechosamente tortugo pues se esperó hasta después de las cinco de la tarde, ya del viernes, para desvincularse de la autoría que muchos morenos le atribuyeron. Publicó en sus redes sociales: “El golpeteo político ya comenzó y prueba de ello es este comunicado apócrifo, del cual me deslindo totalmente. No tiene nada que ver con nuestro proyecto”. Por supuesto, pocos le creyeron al diputado local.****** En el maremágnum moreno del jueves, los interesados pusieron en circulación un segundo texto, un escrito dirigido al dirigente nacional de Morena, Mario Martín Delgado Carrillo. El responsable se dice llamar Juan Alcalá Beltrán, también de dudosa identidad. El autor desmiente a Hugo Rodríguez Díaz, quien esta semana  convocó a sus amigos entre ellos a Mónico Cervantes, y les tomó protesta a “miembros” de una fantasmal y negada legalidad Comisión Provisional del Consejo Consultivo. Se lee en el primer párrafo: “La militancia y simpatizantes de morena en Jalisco le saludamos atentamente para solicitarle con carácter urgente la intervención inmediata para poner el orden necesario y establecer los lineamientos para los procesos de elección tanto para la dirigencia estatal y los diferentes comités municipales en el estado, así como del proceso para elegir a los mejores perfiles para los diferentes cargos de elección popular a celebrarse el próximo mes de Junio del 2021”. Acusan a Hugo Rodríguez de ostentarse contra la ley como dirigente de Morena en Jalisco y “con engaños y mentiras incurren faltas graves que atentan contra nuestros estatutos. Con engaños conformar un «comité provisional en Jalisco” con organizaciones y liderazgos sin reconocimiento, todos ex líderes del PRI, PAN y del Grupo Universidad de Raúl Padilla López, entre ellos Antonio Magallanes y Gabino Berúmen.****** Por último, tomamos parte del contenido de un cuarto escrito en circulación en esa negra jornada del morenismo vallartense. Le autoría se atribuye a  “Regenerando PV”. Suena también a algo fantasmagórico. Se titula, ¿Lucha interna o externa”: “Algunos militantes de MORENA, se dieron cita está mañana para ofrecer «posicionamiento». ¿Alguien lo pidió? ¿Son dueños de MORENA Puerto Vallarta? ¿Cómo pueden hacer un posicionamiento de MORENA Puerto Vallarta si no hay consenso de la militancia? (…) En fin, es una tristeza que el maestro Pablo Ruperto caiga en los juegos maquiavélicos de la derecha incrustada en la izquierda, pues bien sabe el pueblo quienes son todos estos personajes siniestros, incluyendo al perverso Profe Márquez quien ya asoma sus intereses personales de ser presidente municipal. Todos quieren lo mismo, todos quieren dinero, todos quieren un hueso con mucho sabor a poder. Pero ninguno realmente trabaja por el pueblo y por la construcción de un futuro mejor. ¿Dónde estuvieron en el 2019? Laurel andaba de fiesta en fiesta tomándose fotos y lanzando publicidad de sus Sabatones de la salud. Michel, de viaje en Guadalajara presumiendo su camioneta a los ladrones y pensando en poner más botes de basura en algunas playas. Mientras todos los demás anduvieron completamente alejados de la vida política, eso sí, queriendo manipular a la poca militancia activa. Esta foto es precisamente lo que MORENA NO QUIERE PARA MÉXICO. Grupos de poder, fetichización de la vida, amor al Dinero, mentiras, traiciones al pueblo, manipulación mediática y actos sin ética”.

Comments are closed.