Las vacas de Sandoval no pastaron en las parcelas de Vidanta; la disculpa a De la Vega

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Roberto Sandoval Castañeda.

Decíamos en un escrito anterior que estamos en tiempos de expiar de culpas, días de guardar y aligerar el momento de la alerta mundial, y como desde hace unos dos años estamos en deuda con Francisco de la Vega Álvarez, hoy a él le ofrecemos nuestras disculpas.

Considerando que ni ofrecer disculpas ni pedir perdón hace al ser humano más débil ni más pequeño, sino que lo fortalece y lo hace crecer, es momento de remitirnos a un tema tratado en este espacio dos veces, en agosto de 2017 y en septiembre del 2018. Es aquel borrascoso peregrinar de las vacas cuya propiedad se le atribuyeron a Roberto Sandoval.

En aquellos tiempos mucho se habló en la región de que en un rancho de Bahía de Banderas, más arriba de Los Sauces, ocultaron un hato ganadero de “vacas australianas”. Bien, en un párrafo se hizo mención que dicho hato ganadero había sido visto en parcelas adquiridas por el grupo Vidanta. Más reciente pudimos constatar que dicha información resultó falsa, que las vacas asociadas a Roberto Sandoval Castañeda, ex gobernador de Nayarit, no pastaron en los potreros comprados por el abogado Francisco de la Vega Álvarez. En realidad, dichos semovientes, fueron observadas en otras parcelas distintas a las del grupo Vidanta. Fue en otras tierras en donde vieron a Sandoval, más allá del paraje conocido como La Vena del Sonoral.

Roberto Sandoval y Edgar Veytia.

Ya transcurrió más de dos años de aquel escrito pero no disculparse por ello queda la sensación de culpa e incluso, ese remordimiento va en aumento. Suele ser bueno quitarnos esa venda de los ojos y ponerse los lentes de la humildad. Y ver con mayor claridad la realidad.

Fueron dos escritos en los que en uno o dos párrafos, se hizo mención de las vacas de Sandoval. Uno el 31 de agosto de 2017 y el segundo, 17 de septiembre de 2018. No tenemos ningún inconveniente en reiterar al abogado Francisco de la Vega una o más disculpas. Hemos podido verificar que la información no fue precisa, fue errónea. Ni siquiera vale la pena ir más a fondo, entrar a detalles de las causas que provocaron aquellos escritos. El tema no fue Vidanta ni sus parcelas, sino el ex fiscal Edgar Veytia, las vacas australianas y el ex gobernador Sandoval. Pero hicimos la cita de las parcelas compradas a ejidatarios de Las Palmas ahí radicó nuestro error. Aunque atinamos en lo primero, erramos en esto y lo aceptamos. A ellos, a De la Vega y las empresas que representa, sinceras disculpas.

Nos han proporcionado el listado de las parcelas adquiridas a varios ejidatarios pero tampoco se trata de abundar en el tema. Nuestras consideraciones se inclinan a la necesidad de expiar culpas; no es momento de hurgar más allá. Más bien, aprovechamos un descanso que nos da esa alerta mundial del Covid-19. Nuestras preocupaciones se quedan con este llamado Coronavirus, que en días nos llevará a una emergencia y acuartelarnos en casa.

El carácter de la persona se muestra a través de todas sus acciones y define al ser humano. Mientras se tiene carácter se es fuerte. Así asumimos la responsabilidad de aquella pifia, admitimos la información errónea y ponemos la cara. Como dice el dicho, errar es de humanos y vaya que en este oficio es un reto sujetarnos siempre a la realidad.

En estos días de refugiarnos en casa, nos acordamos del asunto y no fue necesario dedicar horas a reflexionar y decidir ofrecer las disculpas al abogado De la Vega, a Vidanta. Si afectamos la imagen de la empresa y su corporativo sus servicios, la comercialización de sus productos, algún proyecto en sus tierras de El Higueral, lo lamentamos y quedan las reiteradas disculpas.

Solo queda añadir a nuestros dos o tres lectores, la enseñanza milenaria que encierra la frase “si nunca has pagado una deuda es porque nunca has contraído cuentas”; la misma se complementa, con el mensaje dirigido al “cero deudas”, al que no ha tenido deudas por expiar y pagar “es la persona más miserable del mundo”. Aquí lo importante es responder a ello, subrayar que se pueda todos los días, aceptarlos y disculparnos. Ha sido esto un producto surgido de un lúcido momento, un descanso en los preparativos para afrontar el Covid-19, una amenaza que merece ponerle todas nuestras atenciones, por lo menos los siguientes 30 días, un mes.

Entonces, no está por demás refrendarle las disculpas al abogado De la Vega del que sus amigos nos han dado las mejores referencias personales, de ser un hombre íntegro y de trato, más allá de haber constatado que resultó falso el dato de que en las parcelas de Vidanta pastaron las vacas australianas de Sandoval.

Revolcadero

Los gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, y de Nayarit, Antonio Echevarría García, tienen sus antenas apuntando a la Bahía de Banderas. El primero grabó y difundió un video en donde informa que en dos aviones procedentes de Vail Colorado llegaron 400 pasajeros posiblemente contagiados del Coronavirus y se distribuyeron en varios lugares de la entidad, algunos en Puerto Vallarta y Nuevo Vallarta. El gobernador Alfaro apeló a la conciencia de los pasajeros y guardarse en casa para inhibir el contagio a terceros. El mandatario de Nayarit recorrió algunos poblados de Bahía de Banderas y acudió a radiodifusoras para advertir de los riegos del virus chino y tomar previsiones. Aclaró que Nayarit está libre del dicho virus, que no hay ningún caso registrado y que es falso el supuesto paciente reportado en La Cruz de Huanacaxtle.******  El Covid-19 va poner en aprietos a los dueños de antros, bares, cantinas de la ciudad que desde esta miércoles 18 se ordenó hagan un alto a sus actividades. A los restaurantes se les recomendó ampliar la distancia entre cliente y cliente, sillas y mesas, lo que es igual a reducir en por lo menos la mitad la capacidad de los locales. La medida aplica para los 125 municipios del estado y corresponde a la autoridad local supervisar se cumplan las medidas adoptadas para por lo menos mitigar la pandemia que ya azota a medio mundo.****** Por cierto, nos llama la atención la atención una información que ya circula en la ciudad: el puerto local podría convertirse en  terminal de atraque de por lo menos cuatro cruceros. Es la capacidad máxima de las instalaciones de la API Vallarta. Uno, el Rotterdan, ya tiene varios días atracado, sin moverse. Fue desocupado porque algunos de sus pasajeros habían sido contagiados del virus. El puerto es zona federal y pues no hay inconveniente en convertirlo en estacionamiento marino pero pudiera representar un foco de contagio si descuidan los protocolos.

 

Comments are closed.