Lorena Jiménez y el escándalo de los “moches” que salpica a la 4T de Amlo

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Diputada Lorena Jiménez Andrade.

Se le puede creer a la diputada federal, Lorena del Socorro Jiménez Andrade no ser ella la de los “moches” en Guachinango, pero más allá de su palabra un dato parece desmentirla: el responsable de su Casa de Enlace en aquel municipio, Rafael Camarillo García es uno de los involucrados de pedir “moches” al gobierno municipal.

La sola acusación contra la legisladora federal por el distrito con cabecera acá en Puerto Vallarta de caer en las tentaciones de los “moches” escandalizó a propios y extraños. Los defensores de la 4T apenas reaccionaron con el débil argumento de tratarse de un falso señalamiento por venir de los malosos priistas.

En efecto, el dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional, Ramiro Hernández García convocó a la prensa en la capital del estado para hacer pública la acusación. Por separado trascendía al mismo tiempo un video en cuyas escenas aparecen los regidores en un pleno discutiendo y aprobando “los moches” a dos personas por trabajos de “asesoría”.

En Guachinango se consumó un acto de corrupción y el coordinador de los regidores priistas en el estado, Rubén Ramírez señala a la legisladora federal de Morena, Lorena Jiménez de estar implicada. El presidente municipal, Domingo Véliz Peña lo postuló el Partido Verde Ecologista y fue quien empujó las iniciativas de dar legalidad a los “moches”. En consecuencia ha negado cualquier acto ilegal.

Desde el momento que el pleno del Ayuntamiento aprobó la firma de contratos de “asesoría” con particulares, en este caso con el encargado de la Casa de Enlace de la diputada morena, Rafael Camarillo y con Francisco Santiago Castro desaparece el acto de corrupción y se legaliza “el moche”.

En Guachinango, en el supuesto de no existir corrupción la mancha del moche permanecerá. La legisladora o su colaborador podrán negar estar limpios de los “moches” ser dignos representantes de un régimen vacunado contra la corrupción. Sin embargo, el acuerdo de entrarle a un contrato de “asesoría” y recibir un pago, el acordado en el pleno del Ayuntamiento por lo menos es un acto inmoral.

Rafael Camarillo y Francisco Santiago Castro serían los beneficiarios del acuerdo discutido y aprobado en Guachinango en cuyo contrato se establecería un pago a cambio de ellos acelerar la pronta liberación de recursos para  el arreglo de una carretera que une algunos poblados de dicha municipalidad. Es decir, el encargado de la Casa de Enlace de la diputada cobraría por ayudar a tramitar y a gestionar la rápida liberación de recursos para la obra pública. Ahí es en donde se configura el acto inmoral, “el moche” que salpica a la maestra de la primaria de Ixtapa.

Andrés Manuel López Obrador y la 4T.

En plena era de la 4T el oficio de la política despierta la incredulidad ciudadana. La diputada federal morena abona a la infame fama de los políticos. “No tengo nada que ocultar” declaró mientras decía no haber exigido dinero y ser víctima ella de un ataque político a su cuarta Transformación.

No hay juicio directo a la diputada y tal vez libre un juicio si los priistas la acusan en la Fiscalía Anticorrupción. Sin embargo, el señalamiento directo a su colaborador pareciera contradecirla por un lado y delatarla por el otro.

El discurso más socorrido por los notables de la 4T, más por Andrés Manuel López Obrador es el decreto de abolir ya la corrupción en este nuevo régimen. Eso es una teoría aceptada y creída por los fanáticos del nuevo gobierno. “Los moches”, como el de Guachinango que tiene atrapada a la legisladora exhibe la debilidad de la clase gobernante y confirma que la pureza de los morenos no pasa del discurso.

Guachinango, Jalisco.

De acuerdo a la versión difundida por los priistas, el ayuntamiento aprobó el 17 de mayo un primer contrato para pagar 165 mil pesos “por concepto de asesoría” para el enlace de la diputada y Francisco Santiago. El trabajo de éstos sería la gestoría en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. El 23 aprobaron un acuerdo para agregarle otros 50 del águila “para que la SCT le diera rapidez a la ejecución de la obra”, una carretera que une a los poblados Ciénega de los Ahumada y Llano Grande.

“El moche” fue de 215 mil pesos en total. El costo de la obra es de 40 millones de pesos. Es muy poco dinero del “moche” y este dato dice que la maestra muy probablemente dice la verdad al desvincularse de la acusación.

Sin embargo, el encargado de su Casa de Enlace, Rafael Camarillo García no está en condiciones de eludir el señalamiento. En todo caso podrá argumentar su derecho a celebrar un contrato de servicios profesionales y a recibir el debido honorario. Sería esta una defensa débil por tratarse precisamente de un colaborador de una diputada federal, seguramente un servidor público.

Es decir, en el supuesto de demostrar la diputada morena ser ajena al “moche”, uno de los suyos, también representante de la 4T como se define ella, pudiera fincársele y probarle responsabilidad de un acto ilegal, corrupto y deshonesto. Lo último será un suceso que echa abajo la falsa afirmación de los morenos de extirpar la corrupción.

Revolcadero

Este pasado jueves primero de agosto, saludamos al amigo Pancho Lomelí, una de las enciclopedias mejor actualizadas de la política local. Pancho es el fundador del Partido del Trabajo en Puerto Vallarta y por algunos desacuerdos con otros cuadros de dicho partido lo han llevado a escuchar, a recibir invitaciones y probar otras experiencias políticas y apoyar campañas y proyectos políticos distintos al PT. Por ejemplo, alguna vez dialogó con Ramón Guerrero Martínez quien le llegó hasta ofrecer una regiduría en su planilla. Como “el mochillas” no fue candidato del MC, el acuerdo se anuló. Fue cuando el político de Ayutla disputó a Arturo Dávalos el derecho de abanderar al MC en la elección del año pasado.  Pancho cuenta interesantes historias de muchos protagonistas contemporáneos de la política local, de priistas, panistas, naranjas… y destacadamente de los morenos. También los morenos le han hecho atractivos interesantes y uno de los más coquetos es Mónico Cervantes. Sabe que por esta vía no es la mejor puerta al partido de Andrés Manuel López Obrador.******* En la sesión del pleno del Ayuntamiento local de esta semana se aprobó incorporar al patrimonio municipal alrededor de 200 predios, un total de casi 70 hectáreas. Se trata de predios que se han ido incorporando al municipio desde la pasada administración, los mismos que pasan de bienes privados a bienes de dominio público lo cual impedirá que sean enajenados por particulares. Se trata de predios dedicados hoy a vialidades y áreas de cesión en distintas colonias y fraccionamientos que se han ido regularizando e inclusive algunos  a través de actos jurídicos.****** La que anda loca de contenta es la regidora Guadalupe Guerrero Carbajal. Resulta que ayer se efectuó la final de un torneo nacional Sub 13, y su hijo “El Ninillo” Montes Guerrero se coronó campeón con el equipo Atlas de Guadalajara. Y pues sí, eso es el mejor motivo para celebrar y expresar su alegría. Conocemos a los padres del adolescente rojinegro lo que para ellos representa la naciente carrera del “Ninillo” en el futbol soccer. El campeonato nacional es un primer paso para el resurgimiento de las fuerzas inferiores que tanta fama le ha dado al Atlas.  Hay fiesta en la familia del patriarca Félix Guerrero.

 

Comments are closed.