Los apéndices de Morena, de los que se ‘cuelgan’ otros aspirantes a la alcaldía

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

En octubre del año pasado nos confiaron que el dueño de una pescadería del mercadito Palmar de Aramara, Álvaro Hernández Flores buscaba apoyos para lograr ser candidato de Morena a la alcaldía. Hoy, el mismo empresario persigue el mismo objetivo pero empuja por la agrupación política Fuerza Social por México, ligada a Pedro Haces Barba, un militante de Morena y fundador de la CATEM, movimiento sindical también vinculado al partido de Andrés Manuel López Obrador.

Fuerza Social por México es otro de los apéndices de Morena, considerado el brazo político de la federación de sindicatos morenos de Haces Barba, antiguo líder sindical petrolero, ex priista y actual militante de Morena con antecedentes penales.

Por lo visto, la megalomanía parece distinguir a ciertos personajes atraídos por los apéndices que orbitan en Morena. Lo anterior porque apenas en enero de este año supimos que Saúl Bernal Licea había confiado a sus amigos sus deseos de buscar la candidatura a la alcaldía, también de Puerto Vallarta, por Morena. Por esas fechas, el muchacho de Ayutla, de íntimos nexos con Ramón “el mochilas” Guerrero Martínez, no confiaba que su “partido”, Fuerza Social por México consiguiera el registro oficial.

Saúl Bernal Licea.

Bien, vamos por partes. Fuerza Social por México fue una de las 14 agrupaciones políticas que solicitaron al INE su registro en febrero. De ese total, por lo menos cuatro están vinculadas a Morena. Su dirigente nacional Ángel Gerardo Islas Maldonado lo acepta en su discurso desde el momento que se asume como un partido diferente; suele decir, “nosotros no somos iguales a los otros partidos”. Es el discurso de Andrés Manuel López Obrador y para despejar cualquier duda, pregona que cumplirá a la “cuarta transformación”.

Álvaro Hernández Flores no tiene empacho en desembuchar que su movimiento es el instrumento político de la CATEM y su dirigente, Pedro Haces y nace como un apéndice de Morena. Al último lo considera un defensor de la política laboral y social y la CATEM lo alienta a pensar en “justicia y equidad”. Lo dijo en una entrevista que circuló el pasado fin de semana.

Los registros de nuevos partidos pendientes, deberán resolverse hasta el mes de septiembre. Algunas fuentes de Morena creen que Fuerza Social conseguirá el registro y elimina la posibilidad de una alianza electoral. Por ley, los partidos en su primera elección deben competir con candidatos propios, tienen prohibido ir coaligados y con votos refrendar su registro.

Una controversia mantiene en ascuas a Fuerza Social por México. Cuando el 28 de febrero pasado solicitaron el registro al INE presumieron haber cumplido todos los requisitos, una filiación tope de militantes y 26 de 20 asambleas estatales por lo menos. Sin embargo, al revisar el padrón de militantes inscritos hallaron irregularidades y cuando el caso se turnó al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, éste órgano resolvió validar apenas el 10 de junio la decisión del INE. El expediente regresaba al órgano electoral y quedaba pendiente por revisar para definir si anular 464 registros serán suficientes para impedir el mínimo total de afiliados requisitos para el registro.

Entonces, los líderes locales del partido hijo de Morena hacen bien en lanzarse a la conquista del distrito. El empresario de los pescados Álvaro Hernández Flores, ha olfateado el tufo del desprecio de los radicales de Morena y no se diga de Saúl Bernal Licea, cuando en enero pasado los puritanos de Morena reaccionaron a su apunte en la lista de prospectos.

Saúl Bernal es el dirigente distrital y le ayuda ser nativo de Ayutla. Álvaro Hernández, como subdelegado en Puerto Vallarta, está orientado al trabajo en el municipio, sabiéndose que será el candidato a la presidencia municipal. Tampoco esconden que la primera tarea es trabajar por la 4t. Uno viene del PAN y el otro de la iniciativa privada pero se definen como un partido de izquierda. Su dirigente estatal es Rubén Vázquez, quien también es uno de los pilares de la CATEM y de longeva trayectoria de tres décadas en el PRI.

Saúl Bernal Licea se dio a conocer en Puerto Vallarta cuando de la mano de Ramón Guerrero Martínez instaló su residencia para hacer política. Juntos llegaron a la alcaldía pero “el mochilas” se deshizo de él cuando lo regresó a Ayutla con el plan de ser candidato del PAN a la alcaldía. Las idénticas intenciones de su jefe en Puerto Vallarta también se malograron en el PAN y los dos se fueron al Movimiento Ciudadano, y revivieron sus sueños. Cuando Arturo Dávalos les cerró el camino en el 2015 Bernal Licea buscó refugió en la CATEM y de ahí saltó al trabajo político.

Hoy se sabe que la CATEM nació bajo la tutela de Morena y que de ahí se desprendieron sus cuadros para hacer el trabajo y reunir los requisitos para construir el nuevo partido. Los pilares se fundan en algunos cuadros de panistas y los más, priistas. A Rubén Vázquez se le unió Alfredo Barba Mariscal, alguna vez diputado federal y alcalde de Tlaquepaque por el PRI, hijo de Alfredo “el güero” Barba, conocido por cacique político de la Villa Alfarera. Sabe mover sus cuadros a tal grado que el MC local le reserva una regiduría en el actual Ayuntamiento, la de Eduardo Rodríguez Rodríguez.

Saúl Licea construyó acuerdos políticos con Hugo Rodríguez Díaz quien de facto ha sido removido desde hace un mes de la dirigencia estatal y sustituido por Yeidkcol Polevnsky. Sin embargo, desde la semana pasada sus acuerdos se esfumaron. El Comité Ejecutivo Nacional del INE validó la decisión de la dirigencia nacional de Morena de dar por concluido los nombramientos de los dirigentes estatales en las 8 entidades donde se designaron nuevos secretarios generales. Uno de estos es Hugo Rodríguez, quien estaba con cargo de delegado en funciones de presidente.

Otoniel Barragán.

Esta decisión favorece al ex regidor Otoniel Barragán Espinosa quien como en 2012 se ha propuesto ser postulado por el Partido del Trabajo a alcalde, pero con la mira de ser considerado, para alcalde o para regidor, por Morena. Desde el año pasado, este personaje ha tejido alianzas de apoyo tanto en Morena como en el PT, su partido y en donde no es bien visto después de haber sido su regidor del 2012 al 2015. Morena tiene un acuerdo nacional de ir en alianza en la justa electoral del 2021 con el PT y el Partido Verde Ecologista. Sin embargo, en los círculos estatales de Morena han evaluado potencial y alcance del PT y en un primer acuerdo indica la elite de Morena considera que carece de respaldo ciudadano como para proponer ellos candidato en los 30 municipios más importantes de la entidad.

Revolcadero

Luis Ernesto Munguía González.

No cabe duda que para el diputado local Luis Ernesto Munguía González hasta entre sus reclutados hay niveles. Al “Gabo”, Gabriel Omar Padilla Cuéllar, le asignó un salario de $ 8,705.00 pesos, con chamba de “asistente parlamentario” pero a nuestro buen amigo, Carlos Alberto “litos” Ruiz Hernández le ofreció plaza de “asesor legislativo” con un sueldo de $ 12, 570.00. Inoel Guerrero Espinosa tampoco es muy exigente y se conformó con cinco mil 528 pechereques, el salario devengado por un “auxiliar técnico”.  Eso sí, el chiqueado entre los chiqueados es Javier Alonso Navarro Chávez, el de apodo “el culichi”, quien como secretario técnico se embolsa su cheque quincenal por un tanto de 17,192 pesitos. Salvo el último, todos son cuadros provenientes del PRI, dispensas que son consideradas mentadas y bofetadas por militantes del Movimiento Naranja que le han sido leales y se le han partido por Munguía. Pero bueno, el jefe y los patrones están satisfechos con el trabajo de los amigos priistas del diputado Munguía.****** El lunes 29 de junio pasado publicamos en este espacio el malestar de dos mil 500 familias vallartenses molestos por el incumplimiento del gobierno del estado en la entrega de material para remodelar o reconstruir sus casas. Por lo menos algunos beneficiarios nos reportaron ya esta semana que ha habido respuesta de quienes manejan el programa “Revive tu Hogar” y les han hablado para avisarles que ya viene el material de construcción para mejorar sus viviendas. Dicho programa es operado por el ex secretario particular de Ramón Guerrero Martínez, Oscar Pérez Flores. Otro de los irresponsables funcionarios es “el junior”, Juan Calderón Ibarría, coordinador regional de Programas Sociales, el que por cierto de tan alegres que anda, ya festeja que Morena lo considere un aspirante a alcalde. Que para sombreros, los suyos y no los de Otoniel Barragán. ****** Por cierto, los amigos del “tecualeño postizo”, Diego Franco Jiménez también tienen quejas. El fin de semana nos hicieron llegar dos comentarios y los dos en el mismo tono. Que le hablan y nomás no contesta las llamadas. Entienden que a veces, por ocupaciones laborales o personales, no se puede contestar y esperan les regrese las llamadas. Esto es lo grave. Que esperan y sentados y nomás no tiene las atenciones de reportarse. Si Diego Franco deposita todas sus confianzas en Catarino Becerra “el que se cura con saliva”, entendemos sus vacíos y deficiencias. Urge un manotazo y se ordene, él y su equipo.

Comments are closed.