Los que se “mueven” en los días de guardar, previo a las elecciones

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz /

Es viernes, el segundo de los tres días reservados a los electores para reflexionar el voto a emitir el domingo. Los candidatos deberán dedicarlos a afinar estrategias y estructuras para la gran jornada. No todos descansan y eso queda exhibido en las redes sociales, el último hueco legal de los “mass media” para intentar expandir el mensaje de su candidato preferido.

De lejos, escuchamos noticias del Instituto Nacional Electoral; que prepara una millonaria multa a Morena, de 197 millones de pesos. Pillaron a los morenos saqueando un fideicomiso abierto, con dinero público y dizque para apoyo a damnificados por los terremotos del año pasado. Y esa práctica está sancionada. Es quizá la última prueba de que en la campaña, nadie escapa a la sospecha de recurrir a todo tipo de tretas ilícitas y sacar ventajas y para ganar la elección.

Estamos en el receso de tres días previo a la madre de todas las batallas. Muchos así lo quieren ver aunque también es sabido por casi todos que las tres cargos en disputa, presidencia de la república, gubernaturas y alcaldía, se dilucidarán inclusive antes de la campaña.

Se sabe con anticipación quién ganará la elección presidencial. Más allá de Jalisco, muy pocos tienen duda de quién será el próximo gobernador de la entidad. En plenos tres días de guardar, tampoco hay misterios por descifrar la identidad del seguro ganador en la lucha por la presidencia municipal. Naturalmente, lo anterior implica desplazar nuestra la atención a segundos escenarios, en puntos de lucha de aspirantes a los segundos, terceros o cuartos lugares. Ahí se alientan las maliciosas intenciones de los coleros y sus últimos jalones para ganar posiciones y tener a la vista un triunfo que ya se les fue.

En la ciudad, se ha percibido muestras propagandísticas en favor de tal o cual candidato. Ignoramos cualquier intención de los árbitros electorales por llamar al orden o fincar alguna responsabilidad legal. Hay promotores de Ramón Guerrero y de Luis Munguía que sin pudor alguno, sin temor a la autoridad, enviaron mensajes en donde destacan la supuesta generosidad de su “gallo”.

Del frente priista, se detectó el llamado a destiempo a votar por César Abarca Gutiérrez. Los amigos del tricolor demostraron a lo largo de la campaña tener las herramientas para responder en todos los campos a Guerrero Martínez y su tribu. Si los naranjas no respetan la veda electoral, también los amigos del PRI tomaron posición.

Ramón Guerrero y César Abarca sostienen una dura competencia electoral por la diputación federal. No sabemos quién ganará la elección dominical. Un sector del Movimiento Ciudadano, el partido del apodado “mochilas”, han apoyado la causa tricolor y advirtieron volcarse a las urnas y rayar la boleta en el espacio de Abarca. A ellos se les unieron los panistas. Existe una innegable irritación popular pero no sabemos la dimensión real. Nadie es capaz de medir el rechazo al de Ayutla, como tampoco se puede medir qué tantos votos y qué tanto porcentaje de votos podrá computar Abarca. El resultado en Puerto Vallarta se le deberá sumar los votos de la otra decena de municipios del distrito 5. Faltará a la verdad, por no decir, mentirá quien afirme tener el vaticinio preciso de quién ganará entre ellos dos. No hay manera de calcular los votos en que se traducirá esa irritación social.

La alcaldía es la joya de la corona para los vallartenses. El gobierno próximo a los gobernados suele ser el que más interesa. Son raros los casos de ciudadanos con la vista perdida en la elección presidencial. Hay una razón, el gobierno federal no ofrece chambas a cualquier parroquiano y en cambio, el municipio oferta plazas para el vecino del barrio, sin importar papelitos que acrediten estudios primarios. Es una suerte lograr chambas en dependencias federales aun sean éstas de quinta. Al exigir acreditar estudios de nivel medio, desalientan intenciones de acomodarse en plazas federales. El limitado interés en la campaña presidencial, senadurías y diputaciones, es el reflejo de lo anterior. La diputación federal es una curiosa excepción que se entiende en los agravios del pasado inmediato reclamados a Ramón Guerrero.

Decíamos que los candidatos y sus respectivos equipos de campaña dedican jueves, viernes y sábado a dar la última aceitadita a su maquinaria electoral. Mientras el ciudadano común y corriente, reflexiona alrededor de las propuestas, pecadillos y generosidad de los candidatos, los operadores o alquimistas están acuartelados y a cuatro paredes dan forma a las estrategias por aplicar previo, durante y las siguientes horas después de la jornada electoral.

El proceso electoral abarca varias fases: la organización e integración de sus órganos electorales; fechas y periodos de prerregistos y registros de precandidatos y precampañas; veda interprecampañas y campañas; registros de candidatos; periodos de dictaminación de registros; campañas; periodo de calificación de cómputos.

Los candidatos no han concluido su trabajo. El miércoles cerraron su fase de proselitismo y se aprestan para salir el domingo, a votar y a la caza de mapaches. En un escenario de cómputo cerrado, suelen volcarse a “cuidar” las casillas al momento del conteo de votos y luego se van a “cuidar” los centros de resguardo de los paquetes electorales.

Al perfilarse victorioso el candidato naranja, no se atisban nubarrones negros en la Comisión Municipal Electoral. Las alertas se encendieron en el Consejo Distrital, la sede del canto de las actas que contiene el número de votos depositados en cada paquete electoral. Es en esta sede donde coincidirán adoradores mochilistas y seguidores de César Abarca. Es en esa sede donde se cantarán los votos presidenciales pero el interés por defender el voto del “ya sabes quién”, de “don bronco”, “canayin” o del Meade, si es que existe, es relativo.

Afinar la maquinaria implica un trabajo cuidadoso pues regularmente son asignaciones por aplicar y ejecutar el domingo. Muchas veces ahí se juega el resultado de la elección. Acá en Puerto Vallarta no es el caso pues ya está establecido la escasa competencia por la ventaja ya irreversible de un candidato por encima de los demás. Pero no por eso se duermen en los laureles. La maquinaria se pone en vela inclusive este viernes, se moverá el sábado y se apostará en posiciones claves todo el domingo. Por lo regular los días previos se apela a trabajos de inteligencia” y si hay condiciones se aplican operativos para reventar centros de operación y cuarteles del rival.

Para la elección del 2012, a los priistas les reventaron la noche del sábado y la madrugada del domingo de la elección varios centros de operación. Les arrebataron dinero en efectivo, despensas y diverso “material” que facilitan la “compra” de votos. Hoy creemos que los del tricolor no echarán uso de ese tipo de estrategias. Los panistas no tienen esas intenciones. Los morenos carecen de recursos. La alcaldía la tienen perdida y los hizo apostar todo por las diputaciones: Ven viable el triunfo de César Abarca y la local diputación local con Violeta Becerra.

Revolcadero

Los demás candidatos también están en lo suyo. En la última parte de la campaña, el panista Saúl López Orozco emergió con fuerza se puso al tu por tu con priistas y morenos. Fue en la campaña del priista, Roberto González donde se percibió una sensible baja. Los morenos habían registrado un levantón en la primera etapa pero luego se arranaron. Por lo menos se estancaron. Todos ellos reportaron haber registrado representantes en el total de las casillas. En la anterior elección, Morena no registro representantes en todas las casillas, ni las del municipio ni las del distrito y que hoy, hasta Rubén Chavarín se ofreció hacer chamba. El azul turquesa, Heriberto Sánchez, los independientes, Máximo Martínez Aguirre, José Martínez, Luis Alberto Alcaraz, el total Enrique Gou, otro que hizo campaña en las dos o tres últimas semanas, todos, se declaran listos para la jornada dominical. Del que nada supimos en toda la campaña, fue de Hernán Carmona Muñiz, el representante del PRD. Suerte a todos.******¿Y qué hay de las investigaciones que el INE realiza en ese Fideicomiso de Morena? Se trata de un Fideicomiso creado por el partido del “ya sabes quién” con recursos públicos, mismos que prometió tomarlos de la aportación a su partido y que habría de destinarlos a ayudar a damnificados por los sismos de septiembre pasado.  En la sesión del Consejo General del INE del miércoles 27 de junio, la representación del PRI acusó a Morena de haber diseñado un esquema ilegal de financiamiento a sus campañas. Se acusó la existencia de por lo menos haber 46 millones de pesos de procedencia desconocida. Se sospecha que Morena trianguló dinero en efectivo y recibir aportaciones privadas que gastó en campaña. Eso sin considerar que la promesa de destinar las aportaciones públicas a apoyar a los damnificados por los sismos fue un completo engaño ya que al final, el dinero se gastó en la campaña y no se ayudó a los damnificados.  ****** Y este viernes, por ahí al medio día ingresaron a las oficinas del PRI, en el 194 de la calle Río Grande, dos personajes conocidos en la zona rural. Bajaron de una camioneta tipo Explorer, color café bajito, y encaminaron sus pasos a las escaleras de la sede del tricolor. Uno era Alfonso “el tejuinero” Zamora de Santiago. El otro, José Manuel Gutiérrez, como el primero, presumen desvestirse del tricolor y revestirse de naranja pero a estas alturas ya nadie sabe si mantienen su priismo, si ya le son leales al MC o les gusta caminar por los dos carriles. Nosotros creemos que es lo último. Pero nos platican amigos palmeños que solo simulan apoyar a los naranjas y que al final no le darán el voto a Dávalos. “El Tejuinero” se empleó en la UNIRSE, al lado de César “Lucas” Langarica, y en algún momento hubo acercamientos con emisarios del MC y con su grupo decidió abandonar las filas del PRI. Perdió la chamba en el gobierno del estado pero para irse a cobrar en la administración municipal. En desarrollo Social tiene un sueldo de 5 mil 443 pesos quincenales. Total, valga como conclusión, si el voto naranja resulta mayoritario en Las Palmas, será gracias al trabajo hecho por David de la Rosa Flores y por nadie más. Los sobrinos y amigos de Pancho Gutiérrez de León quemaron ya muchos cartuchos y cada día pierden credibilidad. Como que los contaminó “el cachis” quien un día va con los davalistas, confiesa arrepentimiento, pide perdón y les promete y jura fidelidad eterna, se da la media vuelta, va con “el mochilas” y le reitera lealtad.

 

Leave A Reply

cuatro × cuatro =