Mientras tanto en el “democrático” PRI, se alistan para elegir a “Alito”

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Este domingo 11 de agosto, la militancia del Partido Revolucionario Institucional podrá ejercer su derecho de votar por su próximo dirigente nacional. El proceso no tiene restricciones para la militancia y diez centros de votación estarán a su disposición en el municipio.

El proceso abierto a las bases es una oportunidad para la reivindicación del priismo, por lo menos hacerse escuchar su grito de que el partido vive y no está muerto. A un año y un mes después de la última elección no se han podido levantar y andan de capa caída.

Alejandro Moreno Cárdenas «Alito».

Son tres candidatos: Alejandro Moreno Cárdenas, ex gobernador de Campeche y de apodo “Alito”, quien va en fórmula con Carolina Viggiano Austria, la esposa de Rubén Moreira, quien busca la secretaría general del CEN. La ex gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco es la principal opositora y contendiente de “Alito”; la tercera apuntada, Lorena Piñón Rivera es una cuña para Ivonne Ortega.

El proceso priista es una consulta nacional abierta a la militancia que poco o muy poco interés ha despertado más allá de las grandes ciudades. En los dos meses de la campaña ninguno de los tres aspirantes se tomó su tiempo para venir a la Bahía de Banderas, del lado de Jalisco o de Nayarit, a pedir el apoyo de los militantes. Solo se registraron visitas a Guadalajara.

Los priistas parecieran no aprender de las últimas lecciones que el electorado les ha dado. No se les da someterse a un proceso realmente democrático y ellos han exhibido sus pobrezas. Al principio de anotó el ex rector de la UNAM, José Narro Robles pero declinó quejándose de tratarse de una simulación manipulada por la elite priista.

Ivonne Ortega Pacheco.

Ivonne Ortega, es familiar directo del ex gobernador y cacique del sureste, Víctor Cervera Pacheco y ese linaje le facilitó ser gobernadora. Ahora acusa a sus correligionarios de cargar los dados en su contra y los gobernadores se han aliado para llevar a la presidencia del Comité Ejecutivo nacional del partido a su vecino “Alito”.

Bien, no hay nada nuevo por cargarle a los malosos priistas como tampoco somos optimistas para suponer siquiera que han hecho suyo el compromiso de reconstruir desde sus cecinas al tricolor.

Es cierto, entre el priismo de todos los estados, regiones o municipios, la bufalada tricolor está viva. No han brotado escándalos pero en este edén de la costa norte de la entidad la maquinaria ha sido aceitada para acarrearle votos al ex gobernador de Campeche. “Los rafailes”, Yerena Zambrano y González Pimienta y los hijos de éste, Rafita el ex diputado federal, y el ex alcalde, Salvador “Chavita” González Reséndiz, están al frente de la bufalada. Gustavo González Villaseñor y César Abarca Gutiérrez, también van con Alejandro Moreno.

Rafael Yerena Zambrano.

Señalar los nombres anteriores es suficiente para entender hacia donde se mueve la línea priista. Desde hace casi tres décadas muy poco si no es que nada se mueve dentro del PRI. Las candidaturas pasan por sus vistos. No es necesario que ellos gasten en ofrecer comilonas como antaño para multiplicar sus instrucciones del por quién hay que votar este domingo. ¿O hay alguien que crea que, por ejemplo, el ex regidor Jorge Luis García Delgado debe preguntar a don Rafa por quién votar el domingo?

En Jalisco no hay gobernador priista pero el timón medianamente lo conserva el último gobernador tricolor, Aristóteles Sandoval Díaz. Éste y los notables del PRI Jalisco son parte de la línea. Se incluye a Hugo Contreras, Ramiro Hernández y hasta Arturo Zamora, los últimos impedidos a pronunciarse por sus cargos partidistas.

Cuando Moreno Cárdenas visitó Guadalajara ahí estaba Miguel Castro Reynoso, el último candidato a gobernador en la elección del año pasado y toda la plana mayor del CDE. Figuras de la talla del ex gobernador, don Guillermo Cosío Vidaurri, las diputadas Mariana Fernández y Sofía García, Leobardo Alcalá, Carlitos Corona, Trinidad Padilla. Jorge Arana y hasta Rafael Yerena fueron a brindarle su apoyo.

Miguel Castro Reynoso.

Nos han dado tres nombres de quienes respaldan a Ivonne Ortega. Uno es el ex senador y ex candidato a alcalde en Zapopan, Jesús Casillas; otro, el ex dirigente del sector Popular, Juan Carlos de la Torre y el otro, el amo y señor de las CROC en Tlaquepaque, Alfredo “el güero” Barba. No observamos fuerza suficiente de estos como para revertir las embestidas de los promotores de “Alito”.

Ya decíamos arriba que “los rafailes”, descendientes, familias, compadres y amigos de estos, están con todo en la línea del hombre de los gobernadores.

Pero ¿Quién de los priistas vallartenses apoya a Ivonne Ortega, o a Lorena Piñón? En otras circunstancias y condiciones quizá estaríamos hablando del ex alcalde y ex diputado federal, Francisco Javier Bravo Carbajal, de quien sabemos es amigo personal de la ex gobernadora de Yucatán. El político de El Pitillal no tiene tiempo para dedicarse a este proyecto pues está entregado a su labor al frente de la Subdelegación Administración del IMSS.

Javier Bravo Carbajal.

Unas semanas atrás se resolvió que el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz estaba impedido de participar en el proceso. Casi de inmediato se sumó a Ivonne Ortega. Citamos el caso por resultar ser un caso raro que un ex gobernador vaya en contra de línea del bloque de gobernadores.

Asentado lo anterior no quedan muchas dudas respecto a quien surgirá victorioso en la consulta del domingo 11. Lo deseable para un partido que en seis años, de 38% bajó hasta el 16 % de los votos sería sacar las manos y permitir en total libertad a los militantes ejercer sus derechos, en este caso de elegir a su dirigente nacional.

No creemos que con Alito, el PRI se entregue a Andrés Manuel López Obrador y se convierta en un apéndice de Morena. Sin embargo, en tanto se resistan a los cambios y no dejen atrás sus vicios, probablemente poco cambie en ese partido.

Revolcadero

La convocatoria establece que en cada uno de los municipios del distrito con cabecera en Puerto Vallarta se instalará una casilla. La única excepción es en esta ciudad y Puerto, donde reside el 75% de los electores de todo el distrito y viven 15 mil priistas considerados en el viejo padrón de militantes del tricolor. Empero debemos precisar que el padrón palomeado por el INE ya viene rasurado y nos precisan que poco más de siete mil priistas empadronados tienen intactos sus derechos de votar. Habrá casillas en la Plaza de Armas, frente a la iglesia de La Aurora, en la plaza del Infonavit CTM, en el edifico sede del PRI, calle Río Grande, plaza principal de El Pitillal, Salón César de la colonia Joyas del Pedregal y en la plaza de la colonia Magisterio. Las otras dos, una se instalará en la plaza principal de Ixtapa y la última en la plaza de Las Juntas. Serán en total seis mil casillas en todo el país. El ganador protestará como nuevo presidente del PRI el 20 de este mes.****** Ya vamos para el primer año, ocho meses para ser precisos, y todavía no se ha nombrado al “coordinador regional” de la Sader, antes Seder, que ocupe la oficina de la planta alta del edificio de la UNIRSE. Ahí alguna vez despachó Esteban “el indio” García Aréchiga, amo y señor del ejido Puerto Vallarta. Quien por alguna razón acude a dicha oficina se hallará que ahí está al frente Antonino Araujo quien ya suma 17 años como supervisor regional pecuario. Otro que ha hecho huesos viejos es Miguel Castillón, quien para mayores señas es el papá de la alcaldesa de Mascota Sara Eugenia Castillón Ochoa, y tiene plaza de Supervisor de Infraestructura. Pero bueno, habrá que aclarar que la plaza de “coordinador regional” de la Sader como tal no existe en el organigrama. El ex gobernador Sandoval la “inventó” para cumplir un compromiso político. ****** Y ya que estamos en el piso dos del edificio de la UNIRSE, Juan Calderón Ibarría, el que despacha en la oficina contigua al sitio de trabajo de Antonino Araujo y de Miguel Castillón, sí que es un grosero con los vallartenses que tienen necesidad de algún apoyo social que “administra”. Estamos hablando del coordinador Regional de Programas Sociales del gobierno del estado. Nos reportan que a los adultos mayores los obliga a esperar hasta cuatro horas para la entrega de boletos. Que el proceso de entrega de apoyos no hay orden ni organización y que el chiquillo es un total incompetente. El pasado viernes 2 y éste lunes 5, correspondía la entrega a las personas con apellido G pero ese mismo día había personas de otras letras. Hubo personas que tardaron hasta cinco horas para recibir sus apoyos. “Lo que hay en esa oficina es una bola de funcionarios mediocres, sí, es en donde hay más personal pero todos son una bola de grillos y aviadores” nos escribió un usuario de dicha oficina. Que ya es tiempo de poner al chiquillo nieto del ex alcalde Efrén Calderón Arias se ponga a trabajar o que lo muevan a otro lado.****** La diputada federal por Morena, Lorena Jiménez salió a dar la cara y hasta se “mochó” con los periodistas con un desayuno muy al estilo fifí. Nos reportaron que cuando un reportero le soltó la pregunta directa, de si metía las manos al fuego, titubeó, espero unos segundos y contestó un “si meto las manos al fuego”. La maestra volvió a negar estar involucrada en el asunto de los “moches” de Guachinango y dijo que por las acusaciones demandará a los priistas por “difamación y daño moral”. Se mostró encantada de acudir a la Fiscalía Anticorrupción si la llaman para el desahogo de la denuncia de los priistas. Total, que de la salpicadita la maestra ya no se salvó y los responsables son sus subordinados, sobre todo ese tal Camarillo.

 

Comments are closed.