“Nora” y el mito de ser Vallarta inmune a los huracanes

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Cuando el huracán Kenna categoría 4 azotó esta región del pacífico mexicano, el 25 de octubre de 2002, los daños materiales se estimaron en 10 millones de pesos pero nos dejó saldo blanco.

Este fin de semana, un fenómeno aparentemente inofensivo para Puerto Vallarta, el huracán Nora, con vientos máximos inferiores a categoría 1, trajo considerables daños pero también dolor, pues ocasionó al menos el deceso de un infante, “Curro” de 13 años, y una joven que tripulaba un vehículo y fue arrastrado al intentar cruzar las turbulentas aguas del río Cuale en el peor momento.

Desde la costa este de Estados Unidos, los padres de la joven automovilista Luz Maldonado se trasladaron a este destino para pedir ayuda en la búsqueda de su hija desaparecida la noche del sábado. Al caer la tarde ya del lunes parecía aminar su pesar ante el hallazgo de un automotor que personal de Protección Civil intentaba poner a flote y rescatar de menos el cuerpo de la joven  Luz.

El recorrido costero de “Nora” no mereció las atenciones de otros fenómenos, por citar un “Patricia”, que hace casi 6 años amenazó las costas de Jalisco y entidades vecinas por alcanzar categoría 5 pero al internarse en tierra se desvaneció a tormenta tropical.

Desde la tarde y noche del sábado 28, cuando se dejaron sentir sus vientos, los viejos sabios patasaladas, descubrieron en “Nora” su extraordinaria particularidad de haber tenido el potencial como para romper el mito de ser Puerto Vallarta inmune a huracanes y ciclones y desmitificar su repelente natural, las montañas de la sierra de El Tuito, el rompehuracanes de la Bahía.

Muy pocos advirtieron un oportuno aviso de los meteorólogos que el meteoro “Grace” nacido en las aguas del Caribe, al cabo de tocar Quintana Roo el jueves 18 y atravesar la península, ya en el Golfo de México volvería a tierras nacionales con categoría 4 atravesar el continente y ser la semilla para dar vida a “Nora”.

Como “Kenna” 19 años atrás, “Nora” no causó estragos por sus vientos sino por el caudal de agua derramada en toda la región. Los ciclones del pacífico raramente adquieren potencial que cause daños mayores. Sin embargo, el agua que arrastra suele ser de mortales consecuencias y es capaz de ser un agente dañino en extremo. Ahora mismo no se ha cuantificado el tamaño de la magnitud en costos pero  sabemos de voz de vecinos en el área al río Cuale que hubo pérdidas de artículos de hogar, una estufa, un refri, y hasta vehículos ser arrastrados por la calle Libertad.

No queda claro si nuestras autoridades fallaron en sus pronósticos o les faltó información para tomar providencias más oportunas. La noche del jueves 26 supimos de haber sido convocado el comité científico a reunirse el siguiente día. Dicho comité que usualmente reúne a autoridades y funcionarios de Bahía de Banderas y Puerto Vallarta con sus respectivos cuerpos en materia de protección civil; también participan representantes de la Marina y de la Sedena y algunas dependencias del gobierno estatal. El viernes 27 se lanzó la alerta y se dieron recomendaciones generales como la apertura de sitios para dar alojamiento a familias que pudieran ser evacuadas.

A eso del mediodía del sábado, llegaron ligeras lloviznas y fue hasta el caer de la tarde cuando se sintieron vientos ligeros. A eso de las nueve de la noche, en Las Juntas era intensa pero en Ixtapa no pasaba de ser una lluvia normal. La tormenta azotó sobre la costa. A las dos de la tarde, en la franja turística de Bahía de Banderas la lluvia que caía, empezaba a ser preocupación. En ruta a Ixtapa, de este lado del río era un sábado cualquiera.

En el centro de Puerto Vallarta ha habido peores lluvias pero es sabido que un temporal local no suele representar peligro. Son las aguas que bajan de la montaña y el violento caudal de los ríos y arroyos domésticos, el aviso de advertencia. El río Mascota, en su ruta a la bahía, afectó algunas propiedades en La desembocada. El regidor David de la Rosa Flores es uno de ellos pero los del clan “güero palancas” perdieron parte de sus covachas de mariscos.

Con la fuerza al bajar del cerro tocó tierra plana, el río Pitillal se llevó el puente que permite cruzar de Playa Grande a El Pitillal. Pudo desaparecer varias viviendas construidas en sus orillas, momentos dolorosos que se pudieron ver gracias a grabaciones de los vecinos.

El río Cuale haría lo propio. No sería la primera vez que el agua convierte la calle a Paso Ancho en torrencial cauce. Luz Berenice Maldonado circulaba por esa ruta y a la altura de la colonia Buenos Aires la corriente llevó su vehículo al caudaloso río. Personal de Protección Civil localizaron a eso del mediodía de lunes el vehículo y con muchas dificultades hacían maniobras para rescatar la unidad y el cuerpo de la infortunada dama.

Las imágenes exhiben la fragilidad de la ciudad. Las violentas aguas carcomieron media calle que une a los habitantes de Buenos Aires, Paso Ancho, Los Almacenes, y diversas comunidades rurales montañesas. La muerte del pequeño Curro Prados Asensio y el colapso del viejo edificio donde hasta hace algunos años estaba la tienda de ropa “La  Surtidora del Puente” pasará a ser el símbolo de la infame “Nora”.

Nuestras atenciones llevan a los saldos causados por los ríos Cuale y El Pitillal. Hay otros afectados, varios en El Ranchito y La Desembocada, o como el desarrollo Vidanta. Algunos parceleros han visto reducir la superficie de sus tierras de cultivo. Están ahí los vecinos de Las Juntas que todavía la tarde del domingo vigilaban con pánico cómo el agua se salía de su cauce y anegaba viviendas a una cuadra de la plaza. Familias de nuevos asentamientos en la periferia de Ixtapa contiguas al río Mascota clamaban auxilio el domingo para poder salir y salvar algunas pertenencias. Al caer la tarde dominguera pudieron descansar cuando constataron que el nivel iba en descenso.

Revolcadero

El huracán “Nora”, registró una ruta paralela a la del huracán “Willa” que tocó tierra en el norte de Nayarit y causó graves daños en aquellos municipios. Los niveles de los ríos San Pedro y Acaponeta se situaron mucho muy arriba de su cota y hasta caer la tarde del domingo decenas de comunidades temían otra inundación como la de octubre de 2018. Los habitantes de Tuxpan, Tecuala y Acaponeta pudieron dormir tranquilos cuando se informó que el crecimiento se detuvo. En los municipios costeros reaccionaron con algarabía cuando de Huajicori, la parte más alta de la sierra de Nayarit, que el caudal era menor. En efecto, una hora después, cuando el agua empezaba a correr al centro de Tecuala, informaron que la amenaza se esfumó. Algunas comunidades, como La Bayona y El Tigre, se inundaron con agua del río Las Cañas. Sin embargo, solo fue el susto. Como las comunicaciones sin alterar consultamos a varios amigos y familiares y nos recordaron que la economía no está para perdidas mayores como la de hace tres años. No se les olvida que el gobierno federal de Enrique Peña  Nieto los abandonó y que pese a dos o tres visitas, una en calidad de presidente electo, Andrés Manuel López Obrador no cumplió con dar apoyos a todos los damnificados. Los morenos levantaron varios censos pero los apoyos jamás llegaron y solo unos cuantos fueron los privilegiados.****** Por cierto es de notar la ausencia de los altos gobernantes pues salvo el acalde interino, Jorge Antonio Alvarado Quintero, otras figuras de la política local brillaron por su ausencia. Bruno Blancas Mercado, que se estrenó este fin de semana como diputado federal ni sus luces. De Luis Munguía, si llevó al “comelón o a “la comelona” para ofrecer un taco a damnificados, lo ignoramos. El gobernador Enrique Alfaro anda perdido. En otros tiempos, el presidente de la república suele recorrer zonas siniestras por la naturaleza pero Don Santo Amlo, ni un mensajito de aliento. Como que no es lo suyo reconfortar a las familias que caen en desgracia y prefiere andar de rijoso con sus adversarios políticos. ***** Lo que sí nos llamó la atención fue un boletín de prensa en donde se informa que el Grupo Táctico de la Policía. Dice el primer párrafo: “Para que los elementos operativos de la Dirección de Seguridad Ciudadana, no se desvíen de su vigilancia normal en las calles de las colonias de la ciudad, por ordenes del comisario en funciones Rigoberto Flores Parra y el subdirector operativo, René Méndez Vásquez, se ha establecido que el Grupo Táctico con sus dos equipos, a cargo del supervisor Artemio Benítez Ibarra realicen vigilancia en puntos específicos”. Luego se enumeran algunas actividades: recorridos de prevención y vigilancia en la carretera 200, sucursales de bancos en algunas plazas comerciales y de la avenida Francisco Villa, y algunas casas de inversión. Hicieron presencia en las avenidas más importantes de la ciudad y en la carretera estatal 544. El domingo instalaron filtros en el centro de la ciudad, la zona más afectada por el meteoro.******  El Seapal informó que “Nora” causó daños a la infraestructura del agua potable de la ciudad y en consecuencia al suministro del líquido a los hogares. Desde Mismaloya y en toda la franja entre el centro de la ciudad y el libramiento carretero hubo fallas en el servicio. En la zona de Ixtapa y Las Juntas se registró baja presión, al igual que en la zona hotelera por estar fuera de operación tres pozos. Se recomendó a los usuarios racionar el agua en los dos siguientes días. En las colonias Centro y El Cerro, por lo menos hasta el domingo, no hay servicio debido a serias afectaciones en la Galería I del río Cuale y se hacían trabajos para  dar servicio en el transcurso de este lunes 30. Derivado de las afectaciones en ambas riberas del río Pitillal a la altura de las colonias La Playita, Villa de Guadalupe, San Esteban y Las Garzas, personal del organismo trabaja en la cancelación de líneas afectadas por deslaves y la pérdida de vialidades colindantes, con el fin de restablecer el servicio en la zona baja de la delegación El Pitillal. Se estima concluir trabajos durante la noche y tentativamente restablecer el servicio durante la mañana del lunes. Continuará sin servicio el área de Playa Grande por la afectación de la línea de distribución de los pozos 29 y 30.******** La Oficina de Visitantes y Convenciones de Riviera Nayarit informó que los hoteles y demás servicios turísticos en el sur de Nayarit se encuentran operando sin afectaciones y además, se ofrece vigilancia especial en la zona hotelera. El director de la OVC, Mark Murphy dijo que los daños son mínimos en el corredor turístico pues solo hubo caída de árboles y basura en las platas y fuerte oleaje. La oficina de Hoteles y Moteles de Compostela, con oficina en Playa Guayabitos y a cargo de Benito Castillo informó que “Nora” no causó daños en la hotelería de dicho municipio, “por lo que las playas y poblados de Rincón de Guayabitos, Mandarina, Los Ayala, La Peñita de Jaltemba y Chacala, solo presentaron precipitaciones, caída de algunos árboles y alto oleaje, reportando saldo blanco tras el paso del huracán número 14 en el pacifico mexicano. Las autoridades de Protección Ciudadana y Bomberos de Nayarit, reportaron daños menores con algunas inundaciones, deslaves y caída de árboles en todos los municipios costeros del estado, destacando que en el municipio de Compostela las afectaciones fueron mínimas y hoy lunes 30 de agosto, sus playas lucen tranquilas y listas para recibir a todos los turistas nacionales y extranjeros, que gustan disfrutar de las mejores playas de la Riviera Nayarit”, se informó.

Comments are closed.