Plagados de amigos, compadres, familiares y “prianistas”, los nuevos gobiernos de la 4t Nayarit-BadeBa

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Mirtha Villalvazo.

Este fin de semana, quedaron debidamente constituidos los nuevos ayuntamientos de Nayarit y su gobierno estatal. A la alcaldesa de Bahía de Banderas Mirtha Ileana Villalvazo Amaya, sus gobernados le reclamaron desde el primer día acomodar a amigos, comadres y uno que otro familiar, entre ellos al secretario de gobierno, Joel Abad Jiménez Lozano, su sobrino, y a su comadre Carolina Samaniego, la titular de Padrón y Licencias. El gobierno del estado está plagado de funcionarios que hasta hace dos o tres años figuraban en los gobiernos “prianistas” y ostentaron cargos directivos en partidos opositores a Morena.

Aunque lo presumen, dadas las designaciones, muy poco si  no es que nada tienen por aplaudir los románticos de la izquierda, tampoco los ultras de la Cuarta Transformación, el gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero, privilegió a sus viejos camaradas en los gobiernos priistas, amigos y aliados en su nueva vida de Moreno, y los nombró en las principales carteras de su administración estatal.

Veamos el caso Bahía de Banderas. El viernes rindió protesta la abogada Mirtha Viilalvazo. Apenas se confirmó que el secretario de gobierno sería Joel Abad Jiménez se dejó sentir la indignación por semejante atrevimiento. El abuelo del flamante secretario del gobierno municipal es primo hermano del papá de Mirtha Villalvazo y por estar ambos emparentados aún en segundo grado, da pauta para señalamientos de nepotismo. La falta es grave pues se trata del número dos el organigrama municipal, abajo solamente de la alcaldesa.

El sello impreso en el gobierno de Bahía de Banderas va a contracorriente de la filosofía de la llamada 4t por la insolencia de la a bogada Villalvazo en designar a su comadre Carolina Samaniego al frente de Padrón y Licencias. Pero no es la única comadre en el gobierno morenista pues Mirtha Villalvazo no halló mejor fórmula que la de Lía Castro Díaz de León, otra de sus comadres, a quien acomodó en la suplencia. En el supuesto de ausencia de la primera regidora, por licencia y otra razón, la comadre será elegible, para ser regidora e inclusive para ser también alcaldesa electa por los regidores.

José Antonio “el Güerito” Arreola, el director de Desarrollo y Bienestar Social, se desempeñó en el antepasado Cabildo regidor por su pueblo natal El Porvenir, y durante su gestión cuando el deterioro se agudizó en ese poblado. En lo político ha comulgado con los intereses de José Gómez Pérez, el ex alcalde preso una temporadita que ya mueve a sus cuadros en Morena y parece haber sacado buenas tajadas en este “gobierno de la cuarta t.”. Del “güerito”, sus vecinos dicen que es un bueno para nada, y de flojonazo no lo bajan. Pero pues supo granjearse los aprecios de César Aguirre Sánchez, que para mejores señas es el novio, pareja, de la presidenta. Ese es el mérito del “güerito” Arreola, un raro pajecillo de la pareja Mirtha-César.

En el primer paquete de funcionarios, destaca el nombre de Daniel Pelayo Contreras. Tiene nombramiento de director de Servicios Públicos Municipales, sin duda un gran gesto de su cuñada Mirtha que se desvive por ayudar a la familia. Este señor pinta para convertirse en el cuñado incómodo y con nombramiento. Con las de la ley, no está matrimoniado con la hermana de la alcaldesa pero el hecho de vivir juntos, por las buenas costumbres y mejores hábitos los hace ser cuñados.

Pero es el gobierno de Navarro Quintero el que luce atestado de cuadros hechos y formados en los tiempos de los odiosos “prianistas”. El notario y catedrático universitario, Juan Antonio Echeagaray Becerra, de ser un diputado local (2008-2011) en los tiempos del gobernador priista, Ney González Sánchez, será el secretario general de gobierno, la antesala de una futura candidatura a gobernador.

El gabinete de Navarro Quintero es dominado por políticos de la vieja escuela, antiguos amigos del gobernador, médicos y políticos, que mayoritariamente fueron parte de las filas del PRI o del PAN, y los menos de Partido del Trabajos o de Nueva Alianza. Se restringieron los espacios para auténticos luchadores sociales, izquierdistas de cepa pues se privilegió a personajes de cuestionable trayectoria, unos inclusive ligados a los impresentables Roberto Sandoval Castañeda y su fiscal, Edgar Veytia Camberos, los dos presos, uno en Estados Unidos y el otro en el reclusorio federal El Rincón.

A buena parte de los paisanos les disgustó la ratificación del fiscal Petronilo Díaz Ponce. Cree protege a la clase política que ha gobernado en los últimos años a Nayarit, los rechazados en las urnas en junio pasado. El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección  Ciudanía, Jorge Benito Rodríguez y la secretaria de Movilidad, Sistiel Buhaya Lora, son herencias del gobierno de Antonio Echevarría García.

Miguel Ángel Navarro Quintero.

En octubre de 2018, Echevarría sorprendió al nombrar a Jorge Benito Rodríguez jefe de su policía estatal. Había sido director del reclusorio “Venustiano Carranza” cuando Antonio Echevarría Domínguez, el padre, fue gobernador. También fue director de Prevención y Reinserción Social del Estado. En esa época, las cárceles de Nayarit eran las peores calificadas del país.

A Sistiel Buhaya, ratificada al frente de “tránsito” estatal, se le sigue considerando militante del PRI, partido del cual fue consejera estatal y apenas en noviembre del 2018 participó en su proceso de renovación de dirigencias para el periodo  actual que culmina hasta el 2022. Es una funcionaria que mucho le debe a la familia Echevarría, el linaje de alcurnia que subyuga a todo el señorío cora.

Navarro Quintero cimentó su carrera en el servicio público y la política cuando fue delegado estatal del ISSSTE. Pues buen, una de sus discípulas fue Myrna Araceli Manjarrez Valle y sin dar mayores explicaciones la designa al frente de la Secretaría de Educación. Pareciera pretender arrebatarle el control del magisterio a la mafia de los maestros, a los herederos del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado, las dos secciones del SNTE, los hijos de Liberato Montenegro, Gerardo, Jorge Aníbal, Arturo y Tania.

La titular de los Servicios Educativos no es maestra pero hace una década fungió como delegada del ISSSTE en Nayarit. En la elección del 2018, Myrna Araceli Manjarrez era dirigente estatal del partido Nueva Alianza y combatió a los morenos gracias a su alianza al PRI. 

Los cuadros médicos del IMSS Nayarit, le proveen de aliados estratégicos al gobernador y no precisamente son profesionales de la medicina. Hasta hace 9 años, Dora Cecilia Espinosa González atendía clientes como gerente de un restaurante de cocina asiática. Nos dicen que uno de sus clientes del exclusivo comedor de Santa Fe era Navarro Quintero. De ahí apareció en Tepic como jefa de Servicios Médicos del IMSS, al mismo tiempo instaló su pequeña empresa una purificadora de agua. Ocupó de dos años para escalar a la delegación estatal, sin duda un meteórico, que cualquiera envidiaría. Pero bueno, hoy dejamos de lado otros rumores.

Dora Cecilia Espinosa González es la Secretaria de Bienestar e Igualdad Sustantiva. No es doctora pero fue la más alta autoridad en el IMSS, al Instituto que el gobernador le ha cedido todos los hospitales estatales. La dama estudió la licenciatura en Administración y liderazgo en la Universidad Latinoamericana. Quizá el mayor atributo de la secretaria de Bienestar fue haber sido coordinadora del PRI en la capital de Nayarit. Si, la dama que manejará todo lo relacionado al Bienestar, programas y apoyos federales, fue también una conservadora, corrupta, ladrona, vende patrias. Como su agua, ya está purificada.

Revolcadero

El ingeniero Ángel Ávalos Ramírez es un ejemplo del político camaleónico que saben ingeniárselas para estar siempre en una posición que otros envidian. En el ya lejano sexenio de Celso Humberto Delgado Ramírez, 1987-1993, fue Secretario de Agricultura y Ganadería. También fue coordinador estatal de la Dirección General de Educación Tecnológica Agropecuaria. El agrónomo está lejos de ser la imagen del funcionario moderno y preparado, sobre todo distante del perfil que debe llenar el servidor de la 4T, limpio y puro, honesto e incorruptible. El titular de la secretaría de Desarrollo Sustentable, Vicente Romero Ruiz no canta mal las rancheras. Es allegado a la familia Echevarría pues al gobierno del padre sirvió del 2001 al 2004 como secretario de Obras Públicas. En la era de Roberto Sandoval, coordinó el Comité de Planeación para el desarrollo del Estado. Es el vivo ejemplo de estar presente con Navarro Quintero la protección de los intereses de Sandoval y de su fiscal Edgar Veytia. Recordemos que en su anterior campaña para gobernador, acusaron a Navarro Quintero de recibir financiamiento de Sandoval-Veytia.  *******Vamos a consentir tres nombramientos en particular, José Francisco Munguía Pérez, Pedro Roberto Pérez Gómez, Juan Enrique Suárez del Real Tostado. El primero sí es médico y será el secretario de Salud. Se relacionó con Navarro Quintero hace más de 43 años en el hospital “Doc. Aquiles Calles Ramírez” del ISSSTE, en donde fue director del 78 hasta el 90. El hoy gobernador fue delegado estatal del mismo Instituto. Y también es catedrático de la UAN, como su amigo el gober, además de ser director médico del Centro Diagnóstico La Cruz. Pérez Gómez cabe en el gabinete por su trayectoria en la izquierda. Será el jefe del Despacho del Ejecutivo. Fue diputado local en la anterior legislatura estatal por el Partido del Trabajo, partido al que renunció hace dos años alegando que el PT se alejó del proyecto de la 4t. Hace años, con careta de empresario y presidente de la Canaco, presumía sus afinidades a la 4t al señalar a los gobiernos prianistas de ser enemigos del ciudadano. Veremos si ya como gobierno es congruente su hacer con su decir. Suárez del Real Tostado es reclutado por los morenos desde la dirigencia en la capital de la Asociación de Hoteles y Moteles. Será pues una concesión a los hoteleros y empresarios de Tepic. ****** Un último comentario respecto a la familia presidencial que parece convertir a Bahía de Banderas en un embrionario experimental. Nos afirman los amigos de la vecina municipalidad que el cuñado Daniel Pelayo Contreras, el ya director de Servicios Públicos y su concuño, César Sánchez, son quienes realmente conducirán las riendas del gobierno de Bahía de Banderas. César es novio de Mirtha Villalvazo, es el operador principal de su amada y no estará con ningún cargo para guardar apariencias. Es el que decide todo, el qué, el cómo y cuándo. Ya decíamos que no están casados y solo se presentan como novios. Daniel Pelayo aparece en todas las fotos del álbum familiar. La comadre Lía Castro Díaz de León también es de las íntimas de la familia pero prefiere su elegante villa en San Pancho, de la que se hizo por ser esposa de un gabacho pensionado. Una historia breve nos dice que cuando Mirtha fue a registrarse, por sus prisas y por madrugar a Carmina Regalado, no se preparó con los documentos de suplente y solo tenía los de su comadre en sus manos.

Comments are closed.