Sayulita, pueblo “mágico”, donde el gobierno sí deja solo al pueblo

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Al ver las imágenes de impotentes automovilistas, reclamar airadamente a la turba de vecinos de Sayulita que les cerraron el paso por la carretera 200 a decenas, a cientos de familias de turistas en paseo por esta región del Pacífico mexicano, nos acordamos del tarareo cantado por Andrés Manuel López Obrador, el “no estás sola, no estás sola”, dedicado a la jefa del gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Es cierto. La clase gobernante, no está sola, tampoco la Sheinbaum, y menos los aliados del presidente de la república. La camarilla que pudo desplazar a priistas y panistas que se alternaron en el poder en las últimas siete décadas. Son la nueva “mafia del poder” y como sus antecesores, por naturaleza se protegerán.

Hace una semana, López Obrador entonó a coro y frente a una multitud reunida en la capital del país, a propósito de una andaba de críticas por secuestros y asesinatos a estudiantes, que Claudia Sheinbaum era víctima de “los grandulones”. Se asumió como protector y defensor de la “gobernadora” de la capital y cual muy mexicano.

Naturalmente, sabedores que entre la clase política, sobre todo entre los aliados, todos se protegen, la Sheinbaum no está sola. Dicho pues con el tonito de Santo Don Amlo.

Pero las imágenes de familias, de niños, de hombres y mujeres bajo el quemante sol del verano y pisando el pavimento del crucero de Sayulita nos salta la inmediata pregunta, ¿y al pueblo quien lo protege?

La respuesta estaba ayer en el aire. Al pueblo nadie lo protege. Estamos desprotegidos ayer lo comprobaron cientos, miles de automovilistas condenados a permanecer horas y horas abandonados a mitad de la carretera. El embotellamiento se extendió por kilómetros, al norte y al sur del crucero de Sayulita, el mal denominado “pueblo mágico”.

Jaime Cuevas Tello.

Considerando que la carretera 200 es federal, que se allanó y se bloqueó una vía federal, es fácil reducir todo a un conflicto de jurisdicción federal y por ende culpable y responsable de todos los males es López Obrador y su gobierno.

El médico Jaime Cuevas Tello, es uno de aquellos alcaldes que invocan y apelan al conveniente 115 constitucional, pero como cualquier autoridad local frente a un problema, ayer se hizo ojo de hormiga.

Carretera federal o no, Sayulita y su crucero es de territorialidad municipal y bien pudo acudir Jaime Cuevas y en calidad de autoridad municipal, de menos dar un mensaje de paz y conciliación. Está bien, si no quiere ofrecer propuestas para resolver el conflicto, bien pudo ir y ofrecer la fórmula lopezobradorista, la de abrazos no balazos, a una enfurecida muchedumbre que amenazaba con quemar el chapopote del piso.

Los habitantes de Sayulita tienen una rica historia de rebeliones sociales. Cuando ese pueblito de pescadores despegaba en el próspero negocio del turismo, ya se escuchaban quejas contra supuestos saqueadores. Desde hace tres décadas se hizo popular la familia Parra Covarrubias por ostentar férreo control del ejido y dizque por sobreexplotar las palmeras.

Entendemos que dos grupos chocaron ahora por el control de la llamada Junta del Agua Potable. Nunca han querido trasladarla al Organismo Operador del Agua Potable Alcantarillado y Saneamiento del municipio. Desconfiados que son y pues en una de esas razones les sobran. Se pelean pues meter mano en esa junta organizada para “administrar” el infame por cierto, servicio de agua y el tratamiento de las mismas.

Desde que se tiene memoria, Sayulita es conocido por las pestilentes aguas negras que corren por los arroyuelos que de su montaña fluye a su playa. Reprueba todos los exámenes de laboratorio que miden la calidad del agua de su playa.

A eso de las dos y media de la tarde se apostaron sobre la carretera federal, bloquearon el paso a cientos, a miles de vehículos. También cerraron el acceso a la comunidad. No exageramos si reducimos todo al conflicto por administrar la caca de los vecinos, de los extranjeros con residencia, de los turistas y visitantes.

Sí, el conflicto por su origen es de atribución municipal y Jaime Cuevas incumplió su obligación de dar la cara por sus gobernados. Dirá que tres años es poco para resolver un añejo conflicto pero eludió atender el problema en el trienio 2008-2011, cuando sus primeros tres años. Algo se puede hacer para reconciliar a esa tribu de sayulecos pero si su autoridad no quiere ni tiene voluntad pasarán a la eternidad y herederán a sus familias sus inacabables guerras de sangre.

En Nayarit se palpa una ausencia de gobierno y un vacío de poder. Allá cualquier grupo puede reclamar su demanda social apostarse y tomar una calle, una carretera y hasta hacer suya la cuota de la autopista. Campesinos, agroproductores de alguna semilla, frijoleros, sorgueros, pescadores y, de octubre a la fecha, damnificados por el huracán Wila, toman casetas de las autopistas y cobran la cuota impuesta por ellos. Son 50 pesos para pasar cada caseta de cobro de Tepic a Mazatlán.

Al norte del estado, los concesionarios de la autopista reclamarán a coro “sí están solos, sí estamos solos”. Como buenos empresarios, ellos no pierden. Pueden cobrar seguros. No tienen prisa en detener el tiempo ni en recuperar las casetas.

En Sayulita, el gobierno federal, estatal y municipal, por lo menos este miércoles 19 de junio, los dejó solos. La Claudia Sheinbaum “no está sola”. Los turistas y todos los automovilistas que circularon por la carretera 200 “sí están solos”.

No hubo autoridad para apoyar en contener los brotes de violencia suscitados. Familias completas encararon a los bloqueadores implorándoles abrir paso y salir de ese infierno. Poco faltó para correr la sangre.

Revolcadero

Supimos a primera hora de la tarde de ayer miércoles que en El Pueblito de San Pablo hallaron muerto al regidor de San Sebastián del Oeste, Pablo Aguirre Covarrubias. Era muy conocido en las rancherías de la sierra por su alias “el cajetas”. Que al mediodía lo hallaron muerto. Al filo de las cinco de la tarde fue nuestro último esfuerzo por conocer algún dato adicional. Personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado hacía a esa hora sus labores. Imposible resultó saber las causas de su muerte. No se podía descartar, tampoco afirmar nada, la existencia de un homicidio o una muerte por razones naturales. Tenía 48 años de edad, vecino de El Pueblito y era el tercer regidor del Ayuntamiento presidido por Luis Alberto “el betillo” Arredondo, propuestos por el Partido Verde ecologista de México, el PVEM. En diciembre de 2014 ocurrió el asesinato en Guadalajara del ex alcalde de San Sebastián del Oeste, Efrén Álvarez López por causas que nunca se esclarecieron a plenitud, pero la sospecha más aceptada en el vecino municipio fue haber sido autoría de la llamada delincuencia organizada.****** El martes visitamos a los amigos, una familia de mecánicos cuyo taller se halla a orillas de la carretera 544 en la zona urbana de Ixtapa. No los habíamos consultado sobre los efectos en su negocio y ese fue el primer comentario. Si bien los operativos de los mordelones estatales iban de Las Juntas, al CUC y a veces, se apostaban frente a la bodega Aurrerá, ahuyentó a los clientes de negocios de Ixtapa a orillas de la carretera a Las Palmas. Para llegar al taller de nuestros amigos se puede ir por las calles de Ixtapa pero nadie quería correr ese riesgo inexistente. Supieron de las incursiones en calles de Los Tamarindos y ya nadie quiso acercarse ni a una cuadra de la carretera. ¿Ir al taller, a comprar a la refaccionaria de la carretera? Ni de loco. Ya saben que se puso un alto y los mordelones tapatíos se regresaron a la capital. Ah, también saben que volverán.****** El abogado Irwin Ramírez Castillejos estaba por sumar siete años al frente de la Oficialía del Registro Civil pero este jueves 20 entregará la oficina a Ramiro Iván Campos. Ramírez Castillejos es hombre leal del equipo del abogado y secretario general del Ayuntamiento Francisco Vallejo Corona. Por eso nos sorprendió su salida. En un boletín de prensa solamente se indica que “asumirá otra encomienda”. De Ramiro Iván Campos, luego ofrecemos detalles extras. Es maestro del CUC y eso suele decir mucho.****** Ya varios amigos nos habían comentado que por nuestro conducto se le recomendara le ponga atención a la comunicación con simpatizantes de su proyecto político y sus seguidores de redes sociales. En la última semana, sin decirle nada, lo pusimos a prueba y hallamos que en efecto, el aspirante a candidato a la alcaldía por el “grupo de las monitas” naranjas deja mucho que desear. Seguro nos dirá que tiene mucha chamba, que anda ajetreado, en pocas palabras, que anda “en chinga loca”. Pero pues, es tiempo de armar un equipo profesional, de asesores y operadores que de veras le ayuden y no que le estorben. Puede empezar por leer las memorias de Obama y le servirá para darse una idea de la importancia de las redes sociales para eso del merkating político electoral. Si con todo el apoyo que trae, Luis Munguía le pone una arrastrada, entenderemos por qué “el Winnie Pooh” Zamora no le respondió el guiño.

 

Comments are closed.