Se adelanten las disputas por delegaciones; el caso Ixtapa

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

El fin de semana, Ixtapa y la zona rural fue un hervidero político por dos razones básicas: los registros de aspirantes morenos a la alcaldía y los prematuros forcejeos de los naranjas ya en abierta disputa por la delegación municipal.

Todo mientras algunas brigadas morenas recorrían Ixtapa y sus colonias. Bruno Blancas y sus operadores reforzaron su presencia; Francisco Sánchez realizó visitas domingueras en el centro; la maestra Dulce Flores, una de las dos precandidatas del PAN, visitó a sus amigos, siempre guiada por su coordinador de precampaña, el ex regidor Humberto Muñoz Vargas; Miguel “el chicles” Plazola, con sueldo y camioneta de lujo, insistió a sus amigos apoyar a Laurel Carrillo.

Ante la inanición del regidor Eduardo Martínez, “Lalo Croc”, el responsable político del Movimiento Ciudadano  en esa demarcación, Andrés Ponce Peña debió presuroso trasladarse a Ixtapa para intentar rescatar simpatizantes naranjas cortejados por operadores y “candidatos” de Morena.

En Ixtapa los tiempos se han precipitado y no son los morenos, son los naranjas. Cuando el domingo 24 de enero se anunció que Guadalupe Guerrero Carvajal sería la candidata a la presidencia municipal del Movimiento Ciudadano, la tarde de ese día desfilaron por el rancho de Diego Franco algunas decenas de operadores vecinales, algunos de ellos coordinadores de sector de Participación Social. Algunos se mostraron sorprendidos al notar la presencia de Samuel Torres García, alias “el chameco”. Eso hecho motivó los inmediatos aceleres en la estructura operativa del MC.

Lupita Guerrero Carvajal.

La elección del primer domingo de junio promete un resultado cerrado entre el MC y Morena e inclusive, los momios se inclinan en favor a éste último, pero ello no impide que en Ixtapa ya se dispute la delegación municipal.

De acuerdo al censo 2020 del INEGI, en Ixtapa ya residen unos 45 mil habitantes. Los electores rondan en los 30 mil. El MC ha podido construir una estructura de operadores superior a cualquier partido, reforzados por priistas decepcionados por el debilitamiento de ese partido. Advertidos de que el MC es la única opción para detener el avance de Morena, algunos amigos panistas también entablaron diálogos con los naranjas.

Cuando el miércoles 16 de diciembre en Mojoneras se realizó la penúltima entrega de materiales de construcción del programa “casa digna”, la regidora Guadalupe Guerrero abrió una inesperada ronda de diálogos con activistas de su partido y coordinadores de Sector Desarrollo Social. En ese momento, Guerrero Carvajal fungía como regidora y desde mayo pasado, encargada de la Comisión Operativa Municipal del MC. Ni por asomo se pensaba que sería la elegida para la candidatura a la alcaldía, que de ser electa, entre sus atribuciones estaría nombrar a los cuatro delegados.

Entonces, aun cuando está en veremos quién será el presidente municipal de octubre hasta los tres años siguientes, nos parece interesante abordar las disputas pro las delegaciones.

Eduardo Martínez.

Desde la anterior campaña electoral, el MC resolvió enviar a Ixtapa al regidor, Eduardo Martínez. Ello implicó “comisionar” a Las Palmas y resto de la zona rural a David de la Rosa. El mayor mérito de “lalo Croc” ha sido ser un acompañante del delegado Felipe “Macoy” Fernández en los eventos sociales y hacer equipo con la ex encargada de la delegación, Gabriela Duarte, Marilú Dávalos y ocasionalmente del “chameco” que por oficio conocidos es arrendador de caballos.

Marilú Dávalos fue en la primera gestión de Arturo Dávalos coordinadora de uno de los cuatro sectores de Ixtapa y luego fue promovida a “coordinadora de coordinadores”. Desde esa posición promueve al “chameco”. Fue Marilú quien lo llevó al cónclave de aquel domingo 24 de enero sin estar invitado.

David de la Rosa Flores no interviene directamente en las grillas de Ixtapa pero el delegado en la era “mochilista”, Víctor Manuel “el cachis” Aréchiga lo hace a su nombre. Fue uno de los que aquel miércoles 16 de diciembre abordaron a Lupita Guerrero en Mojoneras bajo el pretexto de pedir que a David de la Rosa se le cumpla el sueño de ser regidor. En ese grupo se incluye a la ex encargada de la delegación, Gabriela Duarte Becerra y a la actual subdelegada, Gemma Pérez. A la última se le liga políticamente con Lupita Guerrero de quien es inclusive su suplente en la regiduría pero al igual que la ex delegada, se distanció del regidor “Lalo Croc”.

Ramón Chavarín Cepeda es el único de los cuatro coordinadores que se ha conducido lejos de la grilla y el primero en mostrarse incondicional apoyo a Guerrero Carvajal, como lo hizo antes con Diego Franco. A distancia, David de la Rosa tiene de comentarios positivos y además, es parte de su comunidad religiosa.

Zeferino Colmenares, Gabriela Duerte, Felipe Fernández.

Al regidor Martínez Martínez mucho lo ven como un estorbo político que limita el crecimiento del MC. No entienden por qué lo mandaron a Ixtapa y porque lo sostienen. Más allá de construir un gran equipo de trabajo ha dividido a los naranjas. Lo cuestionan porque en todo el año ha tolerado la ausencia de delegado “Macoy”, quien alegando el aislamiento por el Covid se desentendió de su responsabilidad como delegado municipal y abandonó la actividad partidista. De “Macoy”, desde abril del año pasado, apenas reapareció en esta primera semana de febrero para anunciar el arreglo de algunas calles.

Desde los últimos meses del año pasado, en Ixtapa se empezó a comentar de la aparición de Sergio López Cruz. El tan célebre e ilustre personaje no es otro más que “el güero gallo”, aquel socio permisionario de la desaparecida Unión de Permisionarios del Transporte Urbano, discípulo de Crescencio García Ortiz, quien lo convirtió en presidente de dicha empresa. Nuestro amigo “güero gallo” tiene aspiraciones de hacer carrera en el MC y para empezar, anda en plena campaña de zopiloteo del titular de deportes, el ixtapense Amador Hernández Madrigal.

Lo curioso es que hay otro dato. Al tiempo que se jalonean por tirar a Hernández Madrigal, éste mueve sus hilos, no para sostenerse al frente del Comude sino para lograr un espacio en la planilla del MC y ser regidor. Es otro grupo que entró a los forcejeos y grillas naranjas.

Zeferino Ramírez Colmenares se ha fortalecido en el ejido Ixtapa y apenas en diciembre pasado su grupo político hiló el tercer triunfo, como Marco Antonio “el güero” Mora. “El Chéfero” es uno de los líderes del grupo político agrario y comparte el liderazgo con el médico Lino Ortiz Muñoz, quien preside la Asociación Local Ganadera. El hijo de Nacho Ramírez ha dado muestras de cierta decepción por algunos incumplimientos de compromisos. Se acusa precisamente al regidor “Lalo Croc” de no honrar su palabra. Marilú Dávalos se distanció de Zeferino Ramírez, molesta porque cuando el ejido la obligó a pagar el doble de lo ofrecido por desincorporar algunas hectáreas que vendió su familia. “El Chameco” se solidarizó con su amiga Marilú y se alejó temporalmente del ex presidente de ejido.

Ixtapa es la zona urbana que registra los mayores índices de crecimiento del municipio y los 29 mil habitantes del 2010, para el 2020 se estima se alcanzaron los 45 mil habitantes.

(El Censo del INEGI del 2020 indica que en Ixtapa residen 27 mil 337 personas con una edad de entre 14 a 64 años y 9 mil 971 tienen una edad que va de 0 a 14 años. El censo contabilizó 1 mil 770 mayores de 64 años y a todos los anteriores se les suma poco más de 1 mil 500 habitantes con algún tipo de discapacidad).

Revolcadero

En Las Palmas destacan dos aspirantes naturales a la delegación más alejada de la cabecera municipal y una de ellas es Indeliza Meza, la actual coordinadora del Sector Uno de Participación Ciudadana. El actual subdelegado José Manuel Gutiérrez ha mostrado lealtad al proyecto y al grupo político del alcalde Arturo Dávalos Peña. Los habitantes dan muestras de cierto enfado con la actual delegada Daniela Torres Pérez y quieren una autoridad municipal de mayor arraigo y abolengo. Por ello hay expresiones favorables a Ramiro Pérez Jr. quien actualmente se desempeña en el área de la promoción deportiva en aquella demarcación. Del lado de Morena, si Juan Calderón Ibarría es alcalde, para lo cual tiene menos que cero probabilidades, el apuntado es Alfonso “el tejuinero” Zamora. Nos hablan también de Oscar Ávalos Bernal, quien aposto y perdió con Luis Munguía y coquetea con los morenos como única vía para de menos ser delegado. En Las Juntas ven como candidata natural a Janet Osiris Sagrero Pineda a quien también vinculan como pieza de confianza de Guadalupe Guerrero Carvajal. Si se abre el abanico, por Morena no miran con malos ojos el regreso de Arturo Jiménez Mora, “el ceguetas” quien en sus mejores tiempos fue militante del PAN y ahora prueba suerte en Morena. En El Pitillal, el más visto es Juan Carlos Rodríguez, “el meño Dance”, comprometido y casado con el MC y el más entregado promotor de Lupita Guerrero. Nos dicen que Catarino “el que se cura con saliva” Becerra le hacía mosca pero ya “el meño” Candoras lo hizo morder el polvo.****** Bien, nos quedamos a eso de las cinco de la tarde del viernes, que ya se habían registrado 12 aspirantes para competir en una primera ronda por la candidatura a la alcaldía por Morena. Ya se cerró el periodo de registros y, caray, no está fácil llevar la cuenta perfecta. Tampoco vamos a repetir todos los nombres pero pues nos quedamos en que la cuenta llegó a 17 los inscritos. Sucede que la química Laurel Carrillo se quedó en la carrera y todo parece indicar que de última hora desistió y apuntó a la diputación local. El paisano Juan Ramón Mora nos informó ayer lunes que cumplió en tiempos el ritual y el domingo hizo lo mismo, Renet Pérez Valencia, el abogado que anda como calabaza en la carreta pues va y viene a Morena. Y pues sí, son muchos, casi dos mil aspirantes los que se apuntaron en todo el estado. Bueno, ya tienen hasta “tres dirigentes” estatales, uno Hugo Rodríguez Díaz, dos José Narro Céspedes y tres, Yeidkcol Polevsnky.******* De terror la balacera que ocurrió la tarde de este lunes 8 de febrero en el exclusivo centro comercial Andares de Zapopan. Solo confirma que los sucesos violentos registrados acá en Puerto Vallarta no tienen sello de playa, sino sucesos que se originan y tienen explicaciones allá muy lejos. El fiscal Gerardo Octavio Solís Gómez rechazó que el objetivo en el restaurante Los Otates de Andares haya sido “El Manu Vaquita” uno de los aparentes socios del Distrito/5.

Comments are closed.