Susana Rodríguez y el macrolibramiento; ¡que alguien le explique!

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Hace tres años y a propósito de presentar y aprobar su Plan de Trabajo de la Comisión edilicia, publicamos un escrito titulado “los caprichos de Susana Rodríguez Mejía”.

¿Por qué el título? Porque a su jefe supremo, Enrique Alfaro le pidió permiso de venir a Puerto Vallarta, pidió chamba de primer nivel en el gobierno municipal, exigió ser regidora, y lo más reciente, pidió ser la jefe de la Secretaría de Turismo del estado en los cinco municipios de la costa de Jalisco.

En aquel escrito del 30 de noviembre la dama vivía un tórrido romance con Sergio Gil Rullán, quien destacaba en la política nacional del Movimiento Ciudadano por su calidad de dirigente nacional de los jóvenes naranjas. A este muchacho le atribuyen haberse movido para impulsarla políticamente. Carecía de arraigo en la ciudad y no se acercaba al perfil para ser la publirrelacionista de Ramón Guerrero Martínez ni mucho menos para ser parte de la planilla que en el verano de 2015 compitió y ganó el MC con Arturo Dávalos Peña a la cabeza.

Bien, dejemos de momento de lado el contenido de aquel plan de Trabajo con el que se guió Susana Rodríguez los menos de tres años que fue regidora y presidente de la Comisión de Turismo. Nos interesa ahora qué trae en la carpeta de proyectos al frente de las SECTURJAL en Puerto Vallarta y Cabo Corrientes, Tomatlán, La Huerta y Cihuatlán.

Ludwig Estrada Virgen.

El martes pasado un amigo turistero nos envió un breve escrito. De momento nos desentendimos del apunte por estar entretenidos en otros asuntos. Tres días después, nos insistió en el tema y le dimos una repasadita. Sin entrar en detalles, nos decía el desencanto en el sector turístico por sentirse estar representada por una dama que no es ni la sombra de José Ludwig Estrada Virgen. Parece estar más preocupada en fomentar el turismo médico, al lado de Jorge Villanueva, nos dijo en una charla personal, el amigo turistero.

Al inicio de esta semana Susana Rodríguez hizo mención de la pretendida la obra cumbre bajo su gestión: el macrolibramiento de Puerto Vallarta. Se atrevió a hablar de sus bondades y de esa antología de beneficios destacamos que será el gran detonante para Puerto Vallarta y que va a integrar a nuestro destino con los otros cuatro municipios costeros.

Ya no habló de más inversión ni de mayores obras. La obra de infraestructura turística es el macrolibramiento y punto.

Primero, la directora regional de la Secturjal anda totalmente perdida. El macrolibramiento tal y como lo venden en proyectos en el aire está lejos de ser infraestructura turística. El beneficio a la ciudad será liberarla del tráfico pesado que hoy en día atraviesa a la ciudad cuan largo es la zona urbana. No se ve por dónde sea un detonante para el destino. Por sí mismo, el macrolibramiento no va a producir turistas No pasa de tratarse de una obra sueño de muchos que han sido gobernadores.

Cada seis años, desde Guillermo Cosío Vidaurri ha sido recurrente el discurso promesa de campaña de construir el macrolibramiento, del que por cierto todos debaten del que sería su trazo. En campaña Enrique Alfaro también prometió la magna obra. Antes, los tres gobernadores panistas, Alberto Cárdenas Jiménez, Francisco Ramírez Acuña y Emilio González Márquez, juraron construirlo.

El desarrollo del destino se ha dado y se sigue dando por los inversionistas que apuestan su capital a Puerto Vallarta. Los otros municipios costeros no tienen nada que aportarnos, excepto sus atractivas y tranquilas playas que en el papel se convierten en algún tipo de competencia a nuestro destino.

El macrolibramiento ni siquiera es un puente que realmente una o integre a la costa jalisciense. Es probable que “acorte” distancias y reduzca tiempos a una familia que por carretera planeó y viaja por carretera a las playas de la Costalegre.

No hay forma de considerar dicha obra como un vínculo de integración regional. Geográficamente es imposible que una carretera de estas particularidades integre cinco municipios a una distancia de 200 kilómetros. Y si es el caso, beneficiará posiblemente a la actividad agrícola pues liberará a los traileros el inmenso esfuerzo de librar los callejones urbanos en los que están convertidos algunos tramos la famosa carretera 200 en la zona urbana.

Es entendible si nos hablan del interés de trabajar en construir infraestructura para desarrollar turísticamente a los municipios del sur de la entidad. Pero ningún experto en el ramo va a recomendar la integración de los mismos para efectos como por ejemplo, las comunicaciones o la promoción. Cada municipio ofrece sus atractivos, y todos son únicos. Por ello, a cada quien se le deberá diseñar la promoción de sus potencialidades y atractivos. Y en el mismo sentido, a cada uno se le deberá atender sus demandas y peticiones de obra que muy particularmente impulse o detone ese potencial.

Si Susana Rodríguez va y se presenta con su obra prioritaria estelar, el macrolibramiento de Puerto Vallarta, como el gran detonante de Chalacatepec, Careyes, Melaque, Barra de Navidad, aquí cortito a Yelapa, corre el riesgo de que la apedreen.

Susana Rodríguez Mejía.

Razonable será que Susana Rodríguez haga suyo el remozamiento del destino y mantenimiento de puntos atractivos que permanecen en el casi abandono. Con una mínima inversión puede convertir en atractivo para el visitante alguno de los cuatro muelles de la ciudad. Los muelles de la Marina Vallarta, que aun siendo privados, están abiertos al público. El conocido como Los Peines, no tiene restricciones. Al Muelle de los Muertos no le cae mal darle mantenimiento.

La ciudad tiene dos faros históricos. Uno se halla en el punto de unión del malecón con las calles Morelos y la calle Galeana. Es el Faro del Malecón. Por Galeana, camino a la parte alta del cerro, se localiza el Faro del Cerro, el más antiguo de la ciudad y con mucha historia.

En otros tiempos y con otros gobernadores, la suntuosa obra será eso, un proyecto que se mantendrá en el aire y sin aterrizar. A Enrique Alfaro ya le dijeron que no hay dinero para esa y otras obras que él presume tener como prioridades para su sexenio. Nadie se ha atrevido a sugerir siquiera cuánto costaría el macrolibramiento como han insinuado les propone. Pero, de que es costoso, lo es.

Al presidente de la república le interesa destinar obras que se traduzcan en beneficios directos e inmediatos a las clases más desprotegidas. Ya en octubre ocurrió un recorrido a varias colonias y se anunció de invertir 630 millones en obras que mejoren la calidad de vida en una treintena de colonias.

Recursos para el macrolibramiento no habrá. No al menos en el primer año de Andrés Manuel López Obrador. Todo el dinero se irá al Tren Maya. Las prioridades del gobierno federal están en el sureste del país. Para Puerto Vallarta y para Bahía de Banderas, ni siquiera presupuesto para la promoción existirá. Esos cientos de millones que se recibían cada año también se irán al Tren Maya.

La directora regional de la Secturjal anticipó que la siguiente semana vendrá el secretario del ramo, German Ralis Cumplido. Que ahí se detallarán el listado de obras a proponer. Si insisten en el macrolibramiento, nos van a ratificar que Enrique Alfaro mantiene su terquedad en venir y vender espejitos. Bien haría la directora regional de la Secturjal ubicarse en la realidad. No se necesita tener muchos sesos para concluir que el “macro” no tiene ni viabilidad financiera como para incluirlo en un paquete de proyectos de obra.

Revolcadero

En el Plan de Trabajo de la Comisión Turismo 2015-2018, como regidora, Susana Rodríguez Mejía propuso abanderar el esfuerzo de rescatar la zona arqueológica de Ixtapa. Que se sepa, si acaso una vez fue al sitio que hoy en día, es un paraje selvático en parte, y tierra agrícola en otra. Todo lo relacionado a la arqueología de Ixtapa quedó en palabras, como también de que iba a certificar el destino en materia de protección civil. Otra promesa no cumplida fue gestionar el nuevo puente sobre el río Ameca, el llamado “puente Federación”, a la altura del CUC de Ixtapa. Quién sabe si cumplió eso de celebrar más convenios de amistad con otras ciudades que para eso ha demostrado calidad en exceso capaz de competirle al mismísimo Toño Lugo Morales y a don Fidel Martínez.******* Pero démosle un crédito a la sucesora de Ludwig Estrada en la Secturjal. En aquel flamante Plan de Trabajo como regidora incluyó las coloridas letras de bienvenida al destino por su ingreso carretera norte. Eso causó varios dolores de cabeza y doble gasto por rechazo de varios proyectos y mal trabajo al autor asignado. Pero las letras ahí están, el “parque del caballito” y el crédito se le atribuye más a Marcela Lepe. Ese proyecto de las letras como que alguien lo maldijo. Acordémonos que el primero en hablar del proyecto fue el mochilista, Oscar Pérez, cuando el fugaz paso de éste en Turismo Municipal al cabo de ser echado vergonzosamente de la secretaría particular de presidencia. Pero bueno, Susana Rodríguez y Oscar Pérez son hermanos de color al responder los dos a los intereses de Ramón “el mochilas” Guerrero. ****** Desde aquel noviembre del 2015, supimos que la turistera es brava. Como que se guía por sus hormonas, no consideró invitar al director de Turismo Municipal, Ramón González Lomelí, quien por cierto, todavía hoy, ya hila el segundo trienio al frente de esa dependencia. La subjefa en turno para esas fechas sería Leticia Baca Holguín. Como no causar extrañeza y críticas que a la presentación de su Plan de Trabajo, la regidora comisionada de Turismo, no invite al director ni a la subdirectora de Turismo Municipal. Demostró “la güera” su bravía porque al ver a Lety Baca ordenó de inmediato echarla del recinto. Desde aquellos tiempos, ya se desvivía por privilegiar a sus amigos, a Jorge Villanueva antes que a nadie, pero también a Guadalupe Bayardi y Evangelina Sánchez. Y sí, como buena mochilista, Susana Rodríguez mantiene distancia con personajes del MC, sobre todo de Arturo Dávalos. Su corazón lo comparte con “el mochilas” y con un grupo de empresarios, en especial con Jorge Villanueva.

 

Comments are closed.