Alistan publicación y aplicación del reglamento antiruido

0
  • Tentativamente será publicado en la Gaceta Municipal el próximo lunes 20 de enero, iniciando así la imposición de multas y arrestos administrativos a quienes excedan los límites permisibles

Por Luis Castillo

Francisco Vallejo Corona, secretario general del Ayuntamiento.

Tentativamente el próximo lunes 20 de enero será publicado el Reglamento Antiruido, normativa municipal que regulará los niveles de ruido en la ciudad, con la posibilidad de aplicar sanciones tanto económicas como arrestos administrativos a quienes excedan los límites permisibles.

Y es que el llamado Reglamento Antiruido será publicado en la Gaceta Municipal, así como en el portal de Transparencia del Municipio, a efecto de regular los niveles de ruido y evitando la contaminación auditiva.

De acuerdo con el secretario general de ayuntamiento, el abogado Francisco Javier Vallejo Corona, la publicación será “tentativamente” el día 20 y posteriormente, vendrá la compra de los aparatos para medir los decibeles, a efecto de poder respaldar que, en su caso, se está excediendo a la normativa.

“Viene la publicación en este mes y también la compra de aparatos, porque se tiene que fundamentar debidamente cualquier sanción de ruido, debe constatarse con el nivel del ruido que determina dicho aparato”, detalló Vallejo Corona.

Este reglamento fue aprobado por el pleno del Ayuntamiento de Puerto Vallarta el pasado 17 de diciembre de 2019, estableciendo los límites máximos permisibles, los cuales dependiendo del horario van desde los 50 hasta los 68 decibeles. En caso de evento masivo, el límite máximo es de 100 decibeles, pero sólo por un término de 4 horas.

Las sanciones

De acuerdo a los artículos 224 y 225 del Reglamento para el Ejercicio del Comercio, Funcionamiento de Giros de Prestaciones de Servicios, Tianguis, Eventos y Espectáculos, queda prohibido el perifoneo y el uso de aparatos de sonido para anunciar en la ciudad; sin embargo, en locales comerciales donde se utilizan bocinas, estos estarán supeditados a los máximos permisibles en la norma.

A las personas que no respetan los límites máximos permitidos, serán acreedoras a sanciones, iniciando primero por un apercibimiento que podrá realizar personal el departamento de Reglamentos o de la Policía Municipal. De no atenderse la recomendación –señala el reglamento- el infractor será citado ante un juez calificador para que se fije la naturaleza y el monto de la multa correspondiente, la cual podría ser de hasta 40 mil pesos y se podrá imponer un resto administrativo hasta por 36 horas.

 

Comments are closed.