Pagará comuna 1.5 mdp mensuales al IPEJAL durante 20 años

0

Por Javier Santos.- Acorralado y sin opciones para resolver el problema que le heredaron sus antecesores Javier Bravo Carbajal, Salvador Gonzales Reséndiz y  Ramón Demetrio Guerrero Martínez, este día el  Cabildo aprobó  desincorporar ese edificio y con ello formalizar la entrega de la Unidad Municipal Administrativa (UMA) al Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco(IPEJAL).

En septiembre del año pasado se reconoció una deuda de 264 millones de pesos del municipio al IPEJAL. A raíz de ello se llegó un acuerdo “de garantía” y el IPEJAL aceptó la UMA en 170 millones de pesos, de los cuales 100 millones se destinarían al pago directo de la deuda y el resto a remantes y pago de rentas futuras por tres años adelantados.

El convenio también estipula que los 164 millones restantes se pagarán en 240 mensualidades de 684 mil pesos y 850 mil pesos por concepto de renta, todo esto durante 20 años, lo que erogaría finalmente millón y medio de pesos mensuales de parte del municipio.

Con ello, dijo el alcalde Arturo Dávalos Peña, “nosotros lo único que estamos haciendo es cumplir con un convenio y que tenemos que resolver”, mientras que el secretario del ayuntamiento, Víctor Manuel Bernal reconoció que la primera planta de los seis pisos de la UMA es propiedad de un particular y subrayó que el problema  data de tres administraciones anteriores, es decir desde Javier Bravo Carbajal a la fecha.

Recordó que durante  la administración de Salvador González Reséndiz se incumplió un convenio que  durante los siguientes tres años evadió Ramón Guerrero. Ahora, añadió, el IPEJAL está “ejecutando ese convenio que le permite retener las participaciones al municipio los pagos referentes al convenio”, señaló Bernal, quien en la administración pasada ocupó el mismo cargo.

Agregó que ahora el edificio pasara del patrimonio público del municipio al estado, en tanto el alcalde mencionó que el municipio no quiere deshacerse de bienes inmuebles, sin embargo, añadió que “nuestra obligación es acrecentar” el patrimonio de los vallartenses.

Afirmó que su gobierno es responsable y está poniendo orden y refirió que actualmente el ayuntamiento está pagando las aportaciones de manera puntual al IPEJAL.

La edil priista, Celina Lomelí pidió al alcalde los convenios y un desglose de lo que quedó a deber cada administración.

Por su lado, la regidora de Movimiento Ciudadano y ex priista, Edelmira Orizaga, afirmó que los alcaldes Javier Bravo y Salvador González Reséndiz, realizaron “un montón de cosas” y “parte El Mochilas, no voy a decir que no”, añadió.

Y refirió que todo “empezó de Javier Bravo para acá y entre gitanos no nos podemos leer las cartas”.

 

Leave A Reply