Regidores seleccionan a nuevos jueces municipales

0
  • Su experiencia, capacidad y proyecto propuesto fueron los motivos de haber sido seleccionados entre los nueve aspirantes

Por Luis Castillo

Ricardo Antonio Saucedo López, Blanca Esther Contreras Pelayo, Patricia Guadalupe Ibarría García, Sonia Crisosto Curiel, Katia Vargas Guillén y José Martín Barrera Rojas, fueron seleccionados como nuevos jueces municipales, cargo por el que protestarán este viernes una vez que el pleno del Cabildo así lo apruebe.

Lo anterior, luego de que la Comisión de Justicia y Derechos Humanos que encabeza la regidora Carmina Palacios Ibarra así lo determinara, tras la convocatoria publicada a principios de este mes.

Fue su experiencia, trayectoria y plan de trabajo propuesto previamente, lo que los llevó a ocupar este cargo por el que protestarán esta tarde, una vez que el pleno del Ayuntamiento ratifique su selección.

De la misma manera, durante la sesión, los ediles integrantes de la comisión plantearon que durante la sesión de esta tarde se proponga que en presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2020 se contemple la ampliación de la plantilla laboral del departamento de Jueces Municipales para pasar de 6 a 8 jueces.

La iniciativa fue votada y aprobada, por lo que de ser autorizada por el pleno, se lanzaría una nueva convocatoria para poder elegir a los dos nuevos jueces, pero esto ya en el transcurso del próximo año.

¿Qué hace un juez municipal?

A los jueces municipales les corresponde la impartición de la justicia administrativa municipal, teniendo como fundamento legal el Reglamento de Policía y Buen Gobierno y demás ordenamientos de aplicación municipal, con excepción de las de carácter fiscal.

Para ello deberán, entre otros, resolver sobre la responsabilidad o no responsabilidad de los presuntos infractores; aplicar las sanciones que, para cada una de las infracciones, establecen los ordenamientos municipales; Conocer y resolver acerca de las controversias de los particulares entre sí y terceros afectados, derivadas de los actos y resoluciones de las autoridades municipales; conciliar a los vecinos de su adscripción en los conflictos que no sean constitutivos de delito, ni de la competencia de los órganos judiciales o de otras autoridades, así como ejercer funciones conciliatorias cuando los interesados lo soliciten.

 

Comments are closed.