Desarrollos turísticos han acabado con humedales: Jorge Téllez

0

Por Javier Santos / Un 60 por ciento de los humedales de los municipios de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, Nayarit, han desaparecido debido a la prevalencia de inversionistas, principalmente desarrolladores turísticos, que mantienen poco interés por el medio ambiente y la corrupción, dijo el investigador de la Universidad de Guadalajara, Jorge Téllez López.

El académico universitario expresó que no existen datos precisos que permiten evaluar la perdida de la cubierta de los humedales en la región de Bahía de Banderas, sin embargo, “me atrevo a considerar que puede ser superior al 60 por ciento” y en las que se encuentran lagunas costeras de agua dulce, esteros y manglares.

Incluso, afirmó, al menos dos esteros han desaparecido, uno de ellos el estero El Papayal que existía donde en hoy se ubica el hotel Vidanta, en Nuevo Vallarta, mientras que el estero del Chimo se ha reducido hasta en un 50 por ciento su sistema estuarino.

Téllez López dijo que las afectaciones de los humedales comenzaron con la apertura de las carreteras de Compostela  a este puerto, así como la construcción  del aeropuerto internacional hace más de tres décadas y los desarrollos turísticos de Nuevo Vallarta, del lado de Nayarit.

Otro desarrollo que destruyó gran parte del estero El Salado y manglares en  este puerto, fue  el desarrollo hotelero de Marina Vallarta que en su momento fue impulsado por el grupo Sidek, de los hermanos Martínez Güitrón.

Consideró que gran parte de los manglares y lagunas sufren actualmente un gran deterioro y una pérdida de la cobertura, incluso de vegetal como el carrizal y tule que había en los años ochenta.

Téllez López señaló que el país hace todo lo contrario en política ambiental, pues en otros países se construyen lagunas  artificiales para darle valor agregado a las propiedades, aquí se destruyen bajo el manto de la corrupción y la inversión turística y equipamiento urbano.

“No debiera haber un problema entre lo conocido como el desarrollo y la conservación del paisaje, ya que es el paisaje el que defino mucho los valores de desarrollo económico como puede ser el turismo. Lo  que creo que ha faltado en nuestro país es talento y una visión distinta de  desarrollo que conserve la  naturaleza”, concluyó.

 

Leave A Reply