El PRI en Jalisco ha fallado como partido y como gobierno: Vázquez

0

Por Luis Hernández L. / La falta de congruencia en el decir y actuar del PRI como partido y como gobierno, es lo que lo ha llevado al fracaso en las urnas, al no tomar en cuenta a la militancia en las decisiones y a la falta de respuesta de los gobiernos en su desempeño frente a la sociedad, señaló Rubén Vázquez, quien busca dirigir el priismo en Jalisco.

En su visita a Puerto Vallarta el pasado fin de semana, donde sostuvo diversas reuniones con grupos priistas que comulgan con sus ideales, el ex diputado local advirtió en entrevista que la sobrevivencia del PRI en Jalisco depende de su militancia y si no gana las elecciones del 2018, podría estar en peligro de desaparecer para siempre.

Invitado por el doctor Heriberto Sánchez Ruiz, presidente de la asociación Cambio Social y Democrático y por el abogado y ex regidor Miguel Ángel Yerena Ruiz, para exponer su proyecto a favor de la militancia, Rubén Vázquez precisó que aspira dirigir su partido en la entidad “porque veo que hay muchas cosas que han estado ausentes en la vida interna del partido. El año pasado hubo un voto de castigo en dos sentidos: uno, a las malas decisiones tomadas dentro del partido, y del otro, a la falta de respuesta de nuestros gobiernos en su desempeño frente a la sociedad”.

Dijo que no se trata de ningún enfrentamiento con el Gobernador o el grupo en el poder, para buscar la dirigencia de su partido. “Lo que nosotros tenemos que entender es que la tradición en este país ya se agotó, es decir, tratar de resolver por la costumbre.

Necesitamos perfiles de quien venga a dirigir nuestro partido; queremos un presidente, no un gerente. Necesitamos un dirigente que venga y recupere el papel de interlocución del partido frente al gobierno, es decir, que el gobierno haga su responsabilidad y que el partido haga su tarea. El partido tiene que llevar a nuestro gobierno las necesidades y los reclamos de la personas; es decir, una queja la tiene que hacer una causa, esa causa un movimiento y tiene que venir atrás el gobierno resolviendo los problemas de las personas”, explicó.

Confió en que su propuesta logre convencer a la militancia, porque si se quiere ganar el 2018, “tenemos que recuperar primero nuestro voto de casa, el voto que el año pasado no nos abrió la puerta para darnos su confianza en las urnas, y ese voto no se va a recuperar desde el poder, se va a recuperar desde la gente, por eso este movimiento que se llama es tiempo de la militancia. Si bien es cierto que es un movimiento político, quiero aclarar que es un movimiento de personas; los priistas no somos cosas, somos personas, no somos votos ni objetos electorales, somos seres humanos que requerimos y demandamos atención, diálogo y respuesta a nuestros planteamientos”, subrayó.

Reiteró que no es un movimiento para ganar él, sino para que gane la militancia, “porque está muy claro que sin militancia no hay partido. Podemos ganar una elección sin recursos, pero no sin militantes”, enfatizó.

Indicó que el reto del partido es entender que todo ha cambiado, “que nosotros necesitamos ajustar ese reloj del partido con el reloj de la sociedad, en donde esa agenda no está reflejada en el gobierno que tenemos”.

Señaló que para lograr que los proyectos en el PRI sean exitosos en las urnas, “lo único que quiero es que tengamos un partido que tenga congruencia entre sus estatutos, sus decisiones y su conducta”, y reiteró su confianza en que el movimiento por la militancia que hoy encabeza, va a triunfar en Jalisco “no tengo la menor duda”.

Finalmente dejó abierta la invitación a los priistas de Vallarta y el distrito. “Esta es una militancia de sobrevivencia, si no ganamos el 2018, podemos estar en peligro de desaparecer para siempre en Jalisco, porque recuerden una cosa, el PAN era un adversario ideológico, el movimiento de moda, es un movimiento que ha calado hondo porque nosotros lo hemos permitido con nuestras acciones y errores, en la toma de decisiones adentro del partido y en la manera tan poco pronta y expedita con la que le hemos resuelto los gobiernos sus problemas a la gente”.

Apuntó que el reto en el 2018 es entender que los espacios políticos solamente se recuperan con trabajo político y con proyectos desde las personas, es decir, “desde los militantes que reclaman atenciones, que quieren dialogar, que quieren platicar y que quieren ser tomados en cuenta”.

 

Comments are closed.