Familiares de desaparecidos pierden fe en las autoridades

0

Por Daniela Camacho/Leticia Vázquez Camarena, madre de Erika Berenice Cueto Vázquez, la instructora de pole dance desaparecida desde noviembre del 2014, lamentó que las investigaciones no avancen y que a la fecha no se sepa nada del paradero de su hija.

Lo anterior, durante la instalación de la nueva agencia del ministerio público especial para personas desaparecidas en las instalaciones de la fiscalía regional de justicia.

Vázquez Camarena, provista de un volante con la foto y los datos de su hija, habló ante el fiscal regional Carlos Antonio Zamudio Grave y otros funcionarios relacionados con la nueva agencia, sobre la nula transparencia a la hora de informar sobre si existe el más mínimo avance que permita saber lo que le ocurrió a Erika Cueto.

“Hasta este momento no sabemos de ningún avance, aunque tenemos fe de que  las cosas mejoren, que los resultados sean encontrar a mi hija, no tenemos informe ni avance, aprovecho esta estadía para ver qué me dice el ministerio público”, dijo la afligida madre.

Al avente asistiría en fiscal general Eduardo Almaguer, pero éste por segunda ocasión en menos de una semana canceló su estadía en esta ciudad, por lo que funcionarios de la nueva agencia investigadora, atendieron a la prensa que se dio cita en el recinto por el rumbo de la central camionera.

“Desde que desapareció mi hija no hemos quitado el dedo en el renglón, somos personas que vivimos de nuestro trabajo, en ese momento (noviembre del 2014) había otros funcionarios… creemos que con esta reestructuración las cosas cambiarán”, confió la señora Vázquez.

Recordó que su hija fue “levantada” un día miércoles y en la fiscalía le dijeron que tenía que esperar al menos 48 horas para hacer la denuncia y que las autoridades iniciaran la investigación, valiosísimas 48 horas que considera perdidas, ya que le aceptaron la denuncia por persona desaparecida hasta el jueves.

Otra de las madres presentes, de nombre María Guadalupe Aguilar deploró que en cinco años que lleva desaparecido su hijo José Luis Arana Aguilar, hecho ocurrido en la ciudad de Guadalajara, le ha ido perdiendo poco a poco la fe a las autoridades y ha encontrado que al lado de asociaciones civiles y con sus propios recursos, se ha sabido un poco más sobre la suerte que pudo haber corrido su hijo.

Reveló haber fundado una asociación civil para proseguir con medios propios la búsqueda de su hijo, porque en cinco años considera que no se hizo nada “hasta hoy, con estos nuevos funcionarios que son más sensibles”, reconoció.

 

Leave A Reply