Hidroeléctrica generará afectación ambiental

0
  •  Las afectaciones que desarrollará la construcción de la planta hidroeléctrica en Boca de Tomatlán son mayores que sus beneficios
Por Salvador Valencia
Con la intención de generar energías renovables y autosustentables, de tal manera que se aprovechen las corrientes de agua, pretenden llevar a cabo la construcción de una planta hidroeléctrica en la localidad de Boca de Tomatlán, para gestionar y dotar de mayores recursos a la zona, sin embargo, dicha planta tiene sus consecuencias, principalmente el impacto ambiental y sus desperfectos que pueden dañar el ecosistema.
De acuerdo al artículo que hicieron llegan a Región Noticias, escrito por el ingeniero Pedro Sánchez Santiago, se señala que se producen cambios dramáticos en el flujo, calidad, cantidad y uso del agua, así como en los organismos bióticos y la sedimentación de la cuenca del río, sin embargo, indicó que los proyectos hidroeléctricos, tienden a crear cambios importantes en los modelos de flujo del río, aguas abajo, ya que se controla el almacenamiento y la descarga del agua según los ciclos de demanda energética.
Por lo anterior, si el terreno se llegase a inundar o no se lo limpia adecuadamente, se puede suscitar la descomposición de vegetación, agotando los niveles de oxígeno en el agua, lo cual afectará gradualmente la vida acuática, pero si la toma para la generación de energía está ubicada a un nivel bajo del reservorio, que usualmente, es el caso, el agua que se libera de las turbinas puede carecer de oxígeno y tener sulfuro de hidrógeno.
Además puede tener un pH inferior y ser más fría que el agua superficial, aunado a ello, al liberar agua con estas características, se puede afectar negativamente las comunidades de plantas y animales del río debajo de la represa, esto es desde la Boca de Tomatlán hasta un kilómetro y medio arriba hasta la represa.
En ese sentido, las primeras fases de construcción de las centrales hidroeléctricas comenzarán a intervenir los bosques y los causes, haciendo vías de acceso más apropiadas para el traslado de materiales, lo que significa habitualmente un número significativo de tala arbórea, desvíos y modificaciones del curso del río, y en definitiva, un cambio brusco de todo el entorno natural, muy dañino para el turismo de Boca de Tomatlán y Mismaloya.
Finalmente, las consecuencias de dicha construcción pueden ser sumamente radicales, por lo que necesitan obligatoriamente las instrucciones de un experto para que puedan darse cuenta d los grandes cambios que sufre y que sufrirá río bajo un proyecto de explotación energética de este tipo.

Comments are closed.