La farsa del cierre y reapertura de los “Aguamáticos” del Seapal

0
  • Se armó todo un show mediático para “glorificar” al diputado Luis Munguía, quien a todas luces utiliza la estructura y los recursos del Seapal con fines electoreros

Por Luis Castillo

Desde el anuncio del “cierre” temporal de los llamados “Aguamáticos” del Seapal, el pasado 01 de mayo, todo indicaba que se trataba de una farsa con fines políticos, orquestada por el diputado local Luis Ernesto Munguía y avalada por su protector, el Gobernador del Estado Enrique Alfaro Ramírez, quien a como de lugar busca convertirlo en presidente municipal de Puerto Vallarta.

Como se recordará, hace poco más de un mes, el organismo operador del agua, daba a conocer en un boletín de prensa que realizaba “una reestructuración del Programa Social Aguamáticos, con el objetivo de fortalecer el servicio, eficientar recursos económicos y disminuir costos de operación”.

La medida representaba “que los 34 módulos para el llenado gratuito de garrafones que se ubican en diversas colonias y delegaciones del municipio, suspenden actividades temporalmente a partir de este miércoles 1 de Mayo, hasta nuevo aviso”.

Luego señalaba que se trataba de “un período de evaluación del programa realizado por la actual administración del organismo que encabeza Francisco Javier Rojas Gómez, el cual derivará en una nueva propuesta de operación que realizará eventualmente el Consejo de Administración de SEAPAL Vallarta”. Hasta aquí parte del comunicado.

Las dudas y suspicacias

Luis Munguía González.

El anuncio desde luego despertó ciertas dudas y suspicacias de que se trataba solamente de un show mediático, un circo montado por quienes realmente operan el Seapal, para favorecer políticamente al diputado Luis Munguía, quien a todas luces utiliza el organismo y los recursos de este, como plataforma para proyectarse políticamente con miras a contender por la presidencia municipal.

Las dudas y suspicacias no tardaron en disiparse, cuando hace apenas unos días, el pasado 30 de mayo, el diputado local por Movimiento Ciudadano, hizo circular un boletín de prensa en el que daba a conocer que había presentado una iniciativa de acuerdo legislativo ante el Congreso del Estado, “para solicitar enviar un exhorto a SEAPAL y a la Secretaría de la Gestión Integral del Agua del Gobierno del Estado de Jalisco, la reapertura de los Aguamáticos en favor de entre cinco y seis mil personas de Puerto Vallarta”.

«Pese a que claramente el programa Agua Para Todos, que dotaba de este líquido mediante los Aguamáticos a cientos de familias en Puerto Vallarta fue un tema electoral para posicionar un proyecto político, en esencia es noble y ayuda al cuidado de la salud de miles de personas, por eso es indispensable su reapertura», afirmó Munguía.

Y en un tono melodramático, el diputado sostiene que «el agua es de todos pero de ninguno, me refiero a que su distribución no debe obedecer a los intereses particulares de nadie; ni económicos, ni electorales. Lucrar con la necesidad de los ciudadanos, en esta materia, ocasionaría no sólo un problema de salud pública, sino pondría en riesgo el derecho a la vida».

En un boletín de prensa que el propio Luis Munguía hizo circular en algunos medios, señala muy “preocupado” que los Aguamáticos fueron cerrados desde el pasado 1 de mayo, “pero es urgente que vuelvan a operar ante la llegada de la temporada de calor, en donde corren el riesgo grupos vulnerables como adultos mayores y niños, de deshidratación, que podría convertirse en un problema grave de salud pública”.

Y luego remata diciendo: «Es urgente la apertura de estos módulos, en un esquema transparente, en donde su operación y el uso de los recursos públicos estén más claros que el agua que ahí se entregue, que se trabaje constantemente en mejorar la calidad del servicio y que sea un programa meramente para los ciudadanos que lo necesitan, en colonias que se requiere el servicio, para que nunca más le falte este líquido vital a nadie, que agua limpia y de calidad llegue a los usuarios».

El cinismo del diputado

Pero parece que el diputado se mordió la lengua cuando afirma que el programa de los Aguamáticos “fue un tema electoral para posicionar un proyecto político”, refiriéndose al entonces titular del organismo, César Abarca Gutiérrez, quien ciertamente creó ese programa con fines electoreros, y ahora el propio Luis Munguía pretende curarse en salud con este tipo de afirmaciones, pero haciendo exactamente lo mismo que el ex director del Seapal.

Luis Munguía escupe hacia arriba al señalar que la distribución del agua “no debe obedecer a los intereses particulares de nadie; ni económicos, ni electorales. Lucrar con la necesidad de los ciudadanos, en esta materia, ocasionaría no sólo un problema de salud pública, sino pondría en riesgo el derecho a la vida”, asegura sin el menor recato y con todo el cinismo que lo caracteriza.

Se confirma la farsa

Y ya para concluir con esta farsa, cuatro días después de que el diputado local por el 05 distrito electoral presentara la iniciativa, sin conocerse si el Congreso del Estado analizó y discutió la propuesta para emitir el “exhorto”, mágicamente el Seapal anuncia la reapertura de los Aguamáticos a partir del pasado lunes 3 de junio, en un acto público realizado en la colonia La Aurora, donde se encontraban como “invitados especiales”, nada menos que el diputado Luis Munguía y otros funcionarios estatales afines su proyecto político, entre ellos Susana Rodríguez Mejía, representante de la Secturjal; el titular de la DRSE Costa Norte, Roberto Palomera Preciado y el director del Tec Vallarta, Oscar Daniel Zamora Cuevas, entre otros.

Como era de esperarse, en otro boletín, el Seapal informó que se realizó la primera reunión informativa de ciudadanos “para explicar la reestructuración y nueva propuesta de operación y entrega de tarjetas para recibir el beneficio” de los Aguamáticos.

La nueva propuesta de operación -señalada el boletín- “tras un mes de periodo de evaluación y reestructuración, también inlcuye a los Guardianes del Aguamático, quienes serán el personal operativo y de atención, que fueron capacitados previamente en temas como atención, servicio, limpieza y procedimientos técnicos.

Cabe destacar que el nuevo personal tiene ya mejores condiciones de trabajo, incluyendo prestaciones laborales y un mejor salario.

Esta reestructuración tuvo como objetivo mejorar el servicio, eficientar recursos económicos y disminuir los costos de operación sin sacrificar eficiencia, ya que para SEAPAL es fundamental seguir brindando un servicio gratuito y de calidad, que contribuya a la salud y economía de las familias más vulnerables”, se lee en el boletín.

Como podrá verse, la obra teatral presentada en tres actos (boletines), demuestra que efectivamente se trató de una farsa para beneficiar el proyecto político de Luis Munguía, todo con la complacencia del mandatario estatal, Enrique Alfaro, quien ya demostró que lo único que le interesa de Puerto Vallarta, es seguirlo saqueando, como ya lo hizo su otro protegido Ramón Guerrero “El Mochilas”, el que realmente mueve los hilos de Munguía.

Comments are closed.