Operan en Vallarta los estafadores de la “moda italiana”

0

* Sujetos con acento “italiano” que se identifican con pasaporte y documentos apócrifos, se dedican a engañar personas con la venta de prendas de vestir supuestamente “originales” de una marca de ropa italiana

Por Luis Hernández L.- Con el mismo ‘modus operandi’ que han venido utilizando en otras ciudades del país, en Puerto Vallarta han comenzado a operar los llamados estafadores “italianos” o de “moda italiana”, sujetos que se dedican a engañar personas con la venta de prendas de vestir supuestamente “originales” de una marca de ropa italiana, Emporio EGA (Giorgio Armani).

A la redacción de RegionMX nos contactó una persona de la que por obvias razones omitimos su nombre, para informarnos que este lunes, alrededor del mediodía, a las afueras de una sucursal bancaria que se localiza sobre la avenida Francisco Villa, fue víctima de uno de estos sujetos que lo engatusó con el falso cuento de la venta de chamarras de “piel” originales de marca italiana.

Explicó que se dirigía al cajero automático a realizar un retiro, cuando fue abordado por un sujeto que ingresaba al estacionamiento en un vehículo, al parecer tipo March de la marca Nissan, en color azul, quien con acento “italiano” le preguntó si hablaba su idioma o inglés, a lo que éste le respondió que no.

Sin embargo, el sujeto, fingiendo hablar español mezclado con italiano, le comenta que estaba por salir de la ciudad donde el fin de semana participó representando a su empresa (EGA) en un desfile de modas en la tienda Liverpool; que se dirigía al aeropuerto a tomar su vuelo rumbo a Italia, pero que traía unas prendas que la empresa (Liverpool) le obsequió durante el evento y por las cuales tenía que pagar un impuesto en Aduanas por llevarlas consigo, ya que eran artículos “muy costosos”.

Le mostró un “pasaporte” de su país y se identificó como “Raffaele”; le dijo que prefería regalar las prendas antes que pagar los impuestos aduanales. “Yo no las necesito, mi empresa para la que trabajo en Italia me las regala, prefiero regalártelas a ti”, refiere, al tiempo que le mostraba unas bolsas de plástico con varias chamarras supuestamente de piel en su interior.

El “italiano” tomó una de las chamarras para dama y le dijo que “sería un excelente regalo para tu esposa”, al tiempo que le explicaba que él solo esperaba que le “ayudara” con la mitad del precio original de la prenda (16 mil pesos), que le diera 8 mil pesos y le regalaba el resto de las prendas que llevaba consigo, otras 5 chamarras para caballero de la misma marca y “originales”.

Incluso, comenta que le hizo la prueba del encendedor a una de las chamarras para demostrarle que era de piel y original.

Tras mostrarle las prendas y explicarle reiteradamente que prefería regalar las chamarras antes que pagar impuestos, el aludido le respondió al sujeto que le gustaría poder ayudarlo pero no contaba con el efectivo y que no estaba entre sus posibilidades, que lo disculpara.

Pero el italiano insistía, que era una muy buena oportunidad que no volvería a ver, por lo que terminó por bajarle el monto a 4 mil pesos y el afectado que ya había caído en la “trampa” le indicó que solo disponía de menos de 3 mil pesos en su cajero, por lo que fue e hizo el retiro y el “italiano” aceptó entregarle las seis chamarras por esa cantidad, y se despidió “muy agradecido” de esta persona quien le regresó el gesto.

LA SORPRESA

Emocionado por la acción que acababa de realizar, el afectado se dirigió a su domicilio con las prendas sin imaginar que acababa de ser víctima de una estafa, pensando que podría venderlas, recuperar su dinero y obtener alguna ganancia.

Una vez en su casa, esta persona desempacó las prendas y comenzó a revisarlas de una por una, no tenía duda de que fueran originales, pero notó que extrañamente las chamarras no tenían en su interior la etiqueta que garantizaran su autenticidad, por lo que para despejar dudas se puso a investigar en internet y primero descubrió que muchas prendas de esa marca se ofrecen a muy bajo precio en “Mercado Libre”.

Sin embargo, al intentar localizar la marca italiana, encontró algunas notas periodísticas de otros estados, incluso de España y otros países, así como videos en Youtube, con testimonios de personas que alertaban sobre este tipo de estafas de las que fue objeto, desde hace algunos años. De esa manera se dio cuenta que había sido víctima de los estafadores de la “moda italiana”.

ANTECEDENTES

La presencia de estos “timadores” ya ha sido documentada en otras ciudades del país, como Saltillo, Coahuila; Mazatlán, Sinaloa; Colima, entre otras entidades. También han sido ubicados operando en las principales ciudades de Estados Unidos, Centro y Sud América, España y otros países.

En algunos de estos lugares, luego de tomar conocimiento de los casos denunciados, la Procuraduría Federal de la Defensa del Consumidor (Profeco) ha recomendado tener cuidado con estas personas y no adquirir productos de dudosa procedencia sin ninguna garantía, y en todo caso denunciarlo ante las autoridades competentes.

MODUS OPERANDI

Con estos antecedentes, se ha determinado que estos sujetos actúan solos; abordan a sus víctimas en estacionamientos de centros o plazas comerciales; hablan generalmente con acento “italiano” o extranjero; visten bien y a la moda; muestran documentos falsos y generalmente utilizan la marca “Emporio” EGA (Emporio Giorgio Armani) que no tiene nada que ver con la marca original; en otros casos también comercializan con la marca Versage, de la supuesta línea Premiun.

VOZ DE ALERTA

En este contexto, se hace un llamado de alerta para no ser víctimas de estos estafadores que en otros casos, además de documentos personales falsos, muestras facturas apócrifas con logotipos de tiendas departamentales como Liverpool.

 

Leave A Reply