Reitera Dávalos llamado a la conciencia y la responsabilidad compartida

0
  • El primer edil señaló que con estas acciones se prevé reducir la movilidad en la ciudad y el número de contagios por COVID-19

Redacción.- “Hoy lamentablemente damos un pequeño paso hacia atrás de lo que habíamos logrado, resultado de que no hemos comprendido que el Covid-19 es una tarea de todos, es una responsabilidad compartida”, señaló el presidente municipal Arturo Dávalos Peña, al dar a conocer las nuevas disposiciones que se implementarán en Puerto Vallarta por la activación del Botón de Emergencia, a partir de este viernes 30 de octubre al 13 de noviembre, con el fin de cortar la cadena de contagios al bajar la movilidad de personas hasta en un 40 por ciento.

En rueda de prensa, acompañado de algunos funcionarios, el primer edil indicó que estas decisiones solo buscan salvar la vida de muchos vallartenses, al ser Puerto Vallarta el sexto municipio en el estado con más personas contagiadas. “Esta es una oportunidad para hacer conciencia y todos ponernos las pilas, ciudadanos, comerciantes, hoteleros y gobiernos; necesitamos hacer un frente común”, enfatizó Dávalos Peña.

Acerca de las nuevas disposiciones que entran en vigor desde este viernes, dijo que solicitó al gobernador del estado, Enrique Alfaro Ramírez, que en Puerto Vallarta, por ser un destino turístico, se aplicaran medidas diferentes al resto de los municipios del estado, buscando con ello no afectar mucho la economía ni el turismo, por lo que las actividades productivas tendrán un horario de 6:00 de la mañana a 8:30 de la noche; mientras que las playas estarán abiertas de 5:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, de lunes a domingo.

Agregó que los servicios de empresas de redes de transporte o plataformas, podrán aceptar viajes hasta las 20:59 horas; sin embargo, la operación del servicio de taxis convencionales se brindará de manera normal, ofreciendo tarifas solidarias de 60 pesos para la zona 1 y para la zona 2 será de 85 pesos, costo que se aplicará únicamente durante la suspensión de actividades nocturnas y con una ocupación máxima de tres personas por unidad.

En el caso de transporte público, comentó que se deberá suspender su operación de lunes a domingo a partir de las 21:59 horas, reiniciando a las 05:30 de la mañana del día siguiente, y después de las 10:00 de la noche solo se permitirá la circulación de las unidades para bajar a los pasajeros hasta terminar su recorrido y arribar a los patios de encierro o zonas de pernocta.

También anunció que se instalarán filtros en las diferentes entradas a la ciudad para informar a los visitantes sobre las nuevas medidas que se estarán aplicando, además de que se harán operativos de vigilancia en diferentes puntos para que se cumplan estas disposiciones e invitando a la ciudadanía a quedarse en casa.

Las actividades que deberán estar cerradas o restringidas a partir de las 8:30 de la noche son talleres mecánicos, refaccionarias y cualquier servicio técnico; plazas, centros y corredores comerciales; tiendas de autoservicio, clubes de precio y tiendas departamentales; mercados públicos y tianguis, oficinas corporativas, unidades deportivas y bosques urbanos, reuniones de más de 10 personas, eventos sociales privados, entre otras.

Mientras que seguirán en horario normal todos los servicios hospitalarios y equipos médico privados o públicos; farmacias, clínicas, laboratorios y veterinarias; tiendas de conveniencia, abarrotes, carnicerías y cremerías que no operen en supermercados, bodegas, mercados públicos y tianguis; producción de alimentos básicos y perecederos; equipos de auxilio y protección civil; gasolineras y gaseras; hoteles sin actividad en área comunes; entre otras. (BP)

Comments are closed.