Se han sancionado a 17 Servidores Públicos: Contralor

0
  • Para iniciar una sanción primero se debe de tener una denuncia, ya que sin ella no puede intervenir la Contraloría Social

Por Javier Santos.- La Contraloría Social del municipio no es tapadera de nadie, afirmó su titular Jesús Fernando Peña Rodríguez, quien se mantiene en el cargo desde el 30 de agosto del 2014 cuando el alcalde era Ramón Demetrio Guerrero,

Al señalársele que hay opiniones de que las Contralorías sirven solo de tapaderas para las administraciones municipales, el funcionario municipal respondió ser respetuoso de quienes han ocupado ese mismo cargo en el pasado, pero en su caso señaló no temblarle las manos para sancionar a quién incurra en malversación de recursos en algún abuso.

“A mí no me tiembla la mano porque así me la ordenado Arturo Dávalos. Te pongo una muestra, la patrulla de Los Pasteles, que chocó cuando trasladaba pasteles para el festejo de un elemento, ya está consignado y se le está rebajando al policía”.

Tan es así, afirmó, que en lo que va de la actual administración de Arturo Peña Dávalos se ha sancionado a 17 servidores públicos, casi todos policías municipales y agentes de tránsito. “En este lapso yo he sancionado como a unos 17 elementos realmente”, aseveró.

Solicitó a la sociedad su participación y señaló que para sancionar a algún servidor público del municipio, necesita una denuncia, ya que no puede intervenir sin ella, y agregó que su función es ser como “un agente del Ministerio Público”, pero en la cuestión interna del Ayuntamiento”.

SIN CORRUPCION

El Contralor Municipal destacó que desde que asumió el cargo en la administración pasada de Ramón Demetrio Guerrero, cuyo trienio estuvo plagado de ilegalidades y señalamientos de corrupción, dijo que no se tiene ninguna. “En mi caso, desde que estoy, no”, dijo tajantemente.

El servidor público resaltó que de la administración pasada recibió un caso de investigación de un trabajador de Padrón y Licencias, el de un secretario de un juez.

Destacó que cuando se le investiga a un servidor público del municipio más vale que dé la cara porque, afirmó, “yo no tengo ni línea, ni nada. Yo me voy hasta el fondo”. Por ello, invitó a todos los funcionarios del municipio a comportarse a la altura y que respeten a la institución que “les da la mano” y a que traten “bien al ciudadano”.

Comments are closed.