“Pajareros” de Riviera Nayarit buscan proteger especies

0
  • El 3% de la diversidad de aves de todo el mundo está en San Francisco, Nayarit, segura el director general del Observatorio de Aves de San Pancho

La observación de aves es un importante atractivo de la Riviera Nayarit. Se trata de una actividad que crece año con año e involucra un intenso flujo de especialistas extranjeros que son atraídos tanto por las especies endémicas de la zona, como por aves migratorias procedentes de Norteamérica. Por esta razón, es prioritario evitar en lo posible el uso de plásticos no reciclables con el fin de conservar el hábitat de las especies.

Lo anterior fue destacado por el biólogo Luis Morales-Vallín, director general del Observatorio de Aves de San Pancho (OASP), durante las actividades correspondientes al III Festival de las Aves Migratorias 2019 que se llevó a cabo en la llamada “Capital Cultural” de la Riviera Nayarit.

Cada año, agregó Morales, llegan a los océanos y masas de aguas al menos 8 millones de toneladas de plástico, lo que corresponde a un tercio de la producción mundial de plástico no reciclable, que acaba en el estómago de aves, peces y ballenas, así como en los suelos y aguas.

“La intención es sensibilizar al público acerca de esta grave problemática, pues se estima que el 90% de las aves marinas del mundo tienen trozos de plástico en sus intestinos, y que cada año mueren 1 millón de aves marinas por los efectos del plástico; y la tendencia está en aumento”, argumentó.

Nuevas especies en la Riviera Nayarit

Luis Morales-Vallín informó que en Bahía de Banderas existen alrededor de 350 especies de aves registradas, y de estas, 300 están en San Francisco (San Pancho), “lo que representa el 3% de la diversidad de aves de todo el mundo”.

Sin embargo, dada la riqueza de la Sierra de Vallejo y la intensa persecución por parte de personas que se dedican a comercializarlas, diversas organizaciones conservacionistas lograron que en los ejidos se prohíba la captura de aves tales como las urracas, los pericos y las guacamayas, aves tanto residentes como migratorias.

Por otro lado, agregó, desde hace años se sigue un programa de monitoreo de aves migratorias, que consiste en el anillamiento de algunos ejemplares de especies prioritarias, con el que es posible descubrir nuevas especies.

“En esta zona hay algunos tipos de colibríes, como el “colibrí ermitaño”, que son muy raros. Incluso hace unas semanas encontramos una paloma que no es muy común, que lleva por nombre “paloma marrón”, que no se ve mucho por aquí. También hemos encontrado aves nocturnas, como un búho que acabamos de encontrar en el club de playa de La Patrona, que se llama Nictibio o “Pájaro Estaca” o “Bien parado”. Este búho es un nuevo registro para Bahía de Banderas, sobre todo de San Pancho porque hasta ahora solo se había visto en San Blas.

También se han registrado algunos ejemplares de especies prioritarias, como la “reinita mayor” o “buscabreña”, que para los canadienses es una especie prioritaria porque se encuentra amenazada en el sitio donde se reproduce, en el área de la Columbia Británica y por lo cual hay un interés por que en la zona de San Pancho se logre una mayor reproducción.

Finalmente, el biólogo resaltó las actividades que se llevan a cabo en OASP, que incluye tours de observación, talleres y programas de monitoreo.

 

Comments are closed.