Morena, la esperanza de oportunistas que se apuntan por la alcaldía

0

CONTEXTOS…

Por Gerardo Sandoval Ortiz

Dr. Francisco Sánchez Peña.

En diciembre observamos al médico Francisco Sánchez Peña asomarse a los escenarios políticos y en la primera semana de enero recorrer colonias, repartir y cortar roscas. Antes, la regidora Laurel Carrillo Ventura intensificó las jornadas de su Sabatón. Al mismo tiempo Carlos Arceo del Real daba forma a su plataforma Congreso Turismo Médico y avisaba a sus amigos sus intenciones de ser candidato a la alcaldía por Morena. La diputada federal, Lorena Jiménez se apuró a salir a la calle y dejarse ver a los ojos de los ciudadanos.

Los morenos ya andan en la calle y están desatados. Como en ningún otro partido y como nunca, el Movimiento de Regeneración Nacional tendrá mucho de donde escoger a su abanderado a la presidencia municipal. Tienen de todos colores y de todos los sabores y eso puede ser una noticia buena o mala, según como cada quien desee verlo.

Lorena Jiménez Andrade.

Tantos aspirantes en un partido, significa una oportunidad para hacer la mejor selección de sus candidatos pero va implícito el riesgo de convertir a Morena en un polvorín que acabe la de por si endeble unidad entre su militancia.

La diputada federal, Lorena del Socorro Jiménez Andrade visitó esta semana a los fundadores de la asociación Civil “Solo por Ayudar” de Jorge Gallardo y familia, quienes recientemente abandonaron la causa del Movimiento Ciudadano para probar en Morena. Sin embargo, de diciembre a la fecha, la brigada de la legisladora ha recorrido diversas comunidades del distrito, centrando su esfuerzo en Puerto Vallarta. Se dedica a informar sobre logros y avances de la 4T y de su trabajo en la Cámara de Diputados. Reparte folletos y a veces reparte alguna ayuda material como lo hizo en las secundarias de Las Palmas y de Ixtapa, que regaló material didáctico. No, ellos dicen que no son dádivas.

Laurel Carrillo Ventura.

Sin embargo, la diputada Lorena Jiménez parece gritar en el desierto. El domingo pasado debió sentirse decepcionada al tomar el micrófono y hablar ante una o dos docenas de asistentes a una reunión en la plaza de armas. Le falló su equipo de colaborares al no ser capaz de convocar la veintena de sillas. Para consuelo suyo, el mismo sentimiento invadió a los regidores Cecilio López y Luis Alberto Michel Rodríguez, quienes compartieron crédito en la reunión informativa y tampoco mostraron músculo.

Amén de que Cecilio López y Michel Rodríguez han tenido sueños de gobernar algún día la ciudad, citemos por orden de importancia a la química Laurel Carrillo Ventura. Ella ya fue candidata a la alcaldía y fue vencida por Arturo Dávalos Peña. Sin embargo, se cree con tamaños, también con muchos merecimientos, de repetir la candidatura. Los propios morenos se han encargado de divulgar la idea de que Laurel Carrillo no tiene la fuerza popular para ganar la presidencia municipal y de ahí infieren en la exigencia de buscar otras opciones.

Carlos Arceo del Real.

Carlitos Arceo es un rostro conocido en el mundo de los turisteros tres décadas atrás, que luego le dio por organizar carreras atléticas de medio fondo. Ha hecho del Congreso Turismo Médico, su empresa para vivir pero sobre todo, una oportunidad para construir relaciones con políticos y gobernantes. No sabemos quién lo animó a tocar puertas de Morena pero ha hecho saber a los dueños del partido, inclusive le confió al jerarca obrero, Rafael Yerena Zambrano, sus aspiraciones políticas a través de Morena.

Bruno Blancas Mercado es entre los morenos la carta con mejores relaciones en la elite estatal y nacional. Discreto, ha abierto el partido a nuevos militantes y simpatizantes, todos leales a su proyecto. Sus vínculos llegan hasta Bertha Luján, quizá la más formidable adversaria que amenaza con poner fin el reinado de Yeidkcol Polevsnky al frente del partido.

Ahora, a Morena zopilotean varios personajes que se asumen ya hasta de seguros candidatos. Uno de ellos es aquel secretario privado, también chofer, de Ramón Guerrero Martínez cuando fue presidente municipal. Hablamos de Saúl Bernal Licea, quien por cierto también es oriundo de Ayutla. Desde Puerto Vallarta, “el mochilas” lo alentó a ser candidato a la alcaldía de aquel serrano municipio en el 2015, proyecto abortado.

Saúl Bernal Licea.

La trayectoria de Saúl Bernal no es distinta a la de muchos golondrinos que llegan a vender despejitos a este edén tropical. Desde joven fue parte de aquellos panistas que se apoderaron de Ayutla y que en 2012 saltaron al Movimiento Ciudadano. Cuando Dávalos les cerró el paso acá, se involucró de alguna forma en la CATEM, la central obrera de los morenos para hacerle contrapeso a la CTM.

Bernal Licea, guiado siempre por “el mochilas”, trabajó en el proyecto distrital del nuevo Partido Fuerza Social por México. Álvaro Hernández Flores es el subdelegado en Puerto Vallarta. “Fuerza Social” es el partido y brazo político de la CATEM y como tal, competirán en el 2021 coaligados a Morena y apoyando a sus candidatos. En la supuesta debilidad de lo demás aspirantes, Saúl Bernal cree tener el potencial para ser candidato.

Bruno Blancas Mercado.

La Catem en Jalisco se construyó con bases priistas. De los tres principales líderes, dos son priistas consumados, como Alfredo Barba Mariscal, quien para mayores señas es hijo de Alfredo “el güero” Barba, el dueño de la CROC en la entidad. A diferencia de las otras federaciones sindicales que se forjaron en el PRI, la Catem nació bajo la tutela de Morena. El otro dirigente estatal, Rubén Vázquez, también nació en el PRI. Claro, en esa central obrera de Morena, pululan otros cuadros que no hace muchos años hacían olas en el PAN.

Bien, pues por esos puentes, el protegido de Ramón “le mochilas” Guerrero, Saúl Bernal presume a sus amigos que ha podido abrirse paso y al cabo de varios encuentros celebrados aquí en Puerto Vallarta con el dirigente estatal de Morena Hugo Rodríguez Díaz, tiene luz verde para ser el siguiente candidato a la alcaldía.

Juan Ignacio Calderón Ibarría.

Pero el exsecretario privado de “el mochilas” no es el único que cree que la franquicia de Morena está en renta. Otro que desde fuera ha dicho a sus íntimos que, si el MC no le da la oportunidad, aceptará abanderar a los morenos en el 2021 es “el junior”, Juan Ignacio Calderón Ibarría. Que hay dinero con él, que tiene un suegro en Guadalajara dispuesto a financiarlo, que su tío padrino Efrén Calderón González le soltó la cartera, y que con él no habrá pobreza en el partido. Sin embargo, empezamos a notar que el locuaz muchacho ha enloquecido, víctima de la precoz calentura política. Ahora creemos por qué su primer padrino, Ramón Guerrero le retiró el apoyo. Porque fue “el mochilas” el que lo llevó de la mano al MC, partido que le permitió ser funcionario estatal y manejar los programas sociales.

Hemos citado varios nombres de quienes se perfilan con méritos y derechos para abanderar a Morena. También los hay vivales y oportunistas, golondrinos recién llegados al puerto que se creen verdaderos iluminados, guiados al destino por fuerzas divinas para cumplir la misión de salvar a los vallartenses. Son riesgos que en su momento el partido de López Obrador deberá tomar y serán los vallartenses quienes acepten o rechacen con su voto.

Revolcadero

Los legisladores de Morena ya hicieron enojar al viejo político, Porfirio Muñoz Ledo al negarle el derecho de tomar el micrófono y hablar en una reunión de la Comisión Permanente con la titular de la CNDH. Muñoz Ledo quería en la pantalla mostrar imágenes del choque de migrantes con la Guardia Nacional y mientras los legisladores de oposición votaron por permitirle, los morenos votaron por prohibirle su intervención. Ahora Muñoz Ledo está triste y decepcionado. “Morena se sale de mi corazón” declaró a El Universal. Acusó a los morenos de ser obsequiosos y demandar a la GN a detener a los migrantes para congraciarse con los gabachos. Dijo que se portaron con él “como criados y criadas.  Fue denigrante. Voy en contra de que Morena sea partido de estado; me hace pensar que no somos un partido democrático…”. Bueno, hasta Don Santo Amlo habló del tema, lanzó una condena a los malvados morenos borregueados por Mónica Fernández y repitió una de sus frases favoritas. En Morena “está prohibido prohibir”. Pero ya el daño estaba hecho y a Don Porfirio le destrozaron el corazón.******* Que el gobierno federal sancionó a Laboratorios Solfrán, una de las empresas farmacéuticas de Carlos Lomelí. Sin embargo, también se informó que le han otorgado a través de la Secretaría de Hacienda un contrato de 128 millones de pesos. Divertidos que son los de este gobierno de Don Santo Amlo. Por un lado castigan al ex superdelegado en Jalisco pero por otro lado lo premian con un millonario contrato de venta de medicinas.***** Una última y es un pilón de parte de los ganaderos ixtapenses. Ya habíamos dicho que es entre amigos, vecinos y familias de Ixtapa que se decide la dirigencia de la Asociación Local Ganadera. Lino Ortiz Muñoz y Gustavo Buenrostro López disputarán la presidencia de dicha asociación. Cuentan los clientes de “Angelito” Ávalos que Ceferino Ramírez le prohibió a Gustavo Buenrostro “grillar” a su amigo Angelito; “Pa que le hablas al Angelito, es mi amigo”, contó el “Guasave” en “el tordillo” de Agustín Ibarría. Y si, la elección de la Asociación Ganadera está interesante.

 

Comments are closed.