CONTEXTOS… Los estragos de la millonaria fiesta del informe de “Layín” con Los Tigres del Norte

0

Por Gerardo Sandoval Ortiz.- Ordenó Layín un pedido de 3,500 charolas, para un total de 84 mil botes de cerveza Tecate. Casi todo a regalar entre la asistencia pues solo se reservaron 600 “veinticuatros” para su venta.

La invitación al público se estableció para iniciar a las cinco de la tarde pero la verbena se convirtió en fiesta popular, música, algarabía y mucho consumo de cerveza a eso de las diez de la noche. El clímax llegó con la presentación de Los Tigres del Norte, ya por las diez de la noche, y aquel festín se llevó hasta las cinco de la mañana.

12 horas continúas de fiesta en el estadio de beisbol de San Blas. El pasto se transformó en un lodazal el cual pasó a ser una trampa para los trailers que transportaban el equipo de sonido de las bandas musicales y camiones de la cervecería. “El campo quedó hecho una mierda” nos platicó un jugador de beisbol que compite en la Liga Nayarit. El equipo de San Blas, “Los Tiburones” parecen ser los únicos perjudicados por la voracidad, fase troglodita uno, del presidente municipal porteño, Hilario Ramírez Villanueva.

Con muchas semanas de anticipación, “El amigo Layín” anunció sus pretensiones de llevar a San Blas a la agrupación musical Los Tigres del Norte. Ya antes había llevado a Banda El Recodo en uno de sus cumpleaños, aquella tarde que levantó la falda a “Rosita” en su natal Huaristemba. Banda MS con Julión Álvarez de vocalista, Grupo Laberinto, El Coyote, Joaquín Lira, Lorenzo de Moteclaro y las mejores bandas musicales de Nayarit le han tocado al polémico político costeño. Este jueves, con motivo de su segundo informe de gobierno, tocó el turno a Los Tigres del Norte.

La última vez que saludamos y platicamos con Layín fue en las fiestas de Sayulita. Ahí regaló botes de cerveza y las lanzó tal cual pelotas de beisbol a las gradas del viejo corral de ese balneario de la Riviera Nayarit. También eran botes de Tecate, lo que nos indica que tiene preferencia por esa bebida fronteriza de mucha aceptación en el norte del país y sur de Estados Unidos. Luego vino a Valle de Banderas y en la unidad deportiva le dio sonoro bezo a una mesera de un lupanar. Supimos de él vía medios de comunicación que en la plaza de toros de Ahuacatlán, arrojó billetes a sus seguidores.

Es Layín el de Huaristemba en su segunda vez como alcalde de San Blas. Quiere ser gobernador y en campaña política recorre ciudades, pueblos y rancherías de Nayarit. Atiende todas las invitaciones y lleva dinero a regalar, a veces hace donativos en especie y suele hacerse cargo de gastos de algún enfermo o grupos de estudiantes.

Por decreto y decisión de Layín todos los lugareños de dicho puerto tendrán un fin de semana festivo. Hay un buen motivo, el segundo informe de gobierno de su alcalde que ofreció ese mismo jueves.

La víspera del jueves, cayó un aguacero en el puerto. Los jugadores de beisbol elevaron rezos al cielo para que el evento anunciado en su estadio se cancelara. No ocurrió así. Hilario Ramírez siguió con sus planes. Rindió su informe de gobierno y armó la fiesta en grande. La mañana del jueves permaneció nublado impidiendo mejorar las condiciones del terreno. Unos dos mil 500 asistentes pisotearon por 12 horas el pasto. Los pesados camiones hicieron el resto y para la madrugada del viernes, el pasto había desaparecido y aquel lodazal era algo peor que un auténtico muladar. Las bandas de relleno que abrieron al festín poco emocionaron a los invitados pero los ritmos y notas musicales de Banda Ráfaga levantaron el ánimo. Ignoramos si alguien le informó al político lo que ocurrió bajo aquellos miles de pares de pies pero a Layín, en una de sus enésimas intervenciones a las bandas, se le ocurrió prometer a los deportistas rehabilitarles el inmueble y dejarles el estadio como nuevo.

Lo peor se pudo ver cuando los pesados camiones hacían maniobras para recoger el equipo de sonido e instrumental; “se pegaban los trailers de lo flojo del terreno” nos relató un empleado de la firma cervecera que atendió el evento. Músicos y trabajadores descansaron un rato al amanecer y a eso del medio día regresaron al estadio a continuar recogiendo muebles, cervezas no vendidas equipos de sonido, carpas, hieleras, mesas y sillas y basura. El panorama era desalentador. Fue cuando la expresión de un beisbolista amigo: “Como llovió antier, el campo quedó hecho mierda, we”.

Recogimos algunos datos publicados por la prensa de Nayarit y destacamos el enfado del alcalde porteño a Los Tigres del Norte por su protagonismo de interrumpir sus cantos y arrebatarle el micrófono solo para decir sus antojos, mandar algún saludo y tomarse una foto.

Pero no todos los sanblaseños vivieron la fiesta. Empleados sindicalizados del gobierno municipal realizaron manifestaciones para protestar por su malestar por no recibir sus salarios. En el ingreso único a Sam Blas, donde están los arcos se plantaron para denunciar a todos que el alcalde que gasta millones de pesos en fiestas y comelitones no les ha pagado varias quincenas. Quien conoce San Blas sabe que los arcos que anuncian el ingreso a la ciudad se localizan a escasas tres cuadras del estadio donde el alcalde rendía su informe anual de actividades.

Hilario Ramírez Villanueva no tiene empacho en gastar dinero en donde se pare. Fue alcalde la primera vez bajo las siglas del PAN y ahora lo es por la vía independiente. Quiere ser gobernador, también independiente, y en esa tarea ya lleva dos años recorriendo todos los rincones de la entidad. Hay quienes lo asocian al actual Gobernador Roberto Sandoval Castañeda sosteniendo la tesis de ser su “plan b”. Es decir, Layín sería para el gobernador su “gallo” en un escenario adverso donde el PRI no apoye a un candidato de su grupo.

Periodistas identificados al poder político en Nayarit han hecho mofa y cuestionado severamente al político que alguna vez dijo haber robado “pero poquito” e inclusive han intentado construir una imagen de ser homosexual. Sin embargo, poca mella han hecho las críticas, o como dicen en Nayarit, “no lo han tumbado”, y logra mantenerse en el ánimo de los nayaritas, con un competitivo índice de popularidad capaz de estar en condiciones de ganar la gubernatura.

Revolcadero

Cuando su cumpleaños en marzo del año pasado, Hilario Ramírez Villanueva se gastó unos 15 millones de pesos. Los que saben de números y de cotizaciones de bandas y cervezas y puerquitos, sacaron papel y lápiz y llegaron a ese cálculo. Dijo que ese gasto fue aportación suya y de sus amigos. Del gasto del jueves, Layín poco ha dicho pero, si echa mano del cajón de su gobierno, está dentro de sus facultades. Sin embargo, eso le ganará más críticas porque ese despilfarro se daría cuando en la calle tiene a decenas de sus empleados protestando porque no les paga el sueldo. Pero en tanto, ahí tiene algunos datos, las 84 mil cervezas botes de Tecate. Sin embargo, hubo salpicaditas de dinero pues de todo el estado llegaron “turistas” y trabajadores para atender las necesidades. Por ejemplo, la cervecería movilizó personal desde el norte del estado para dar la mejor atención a su cliente vips. Como sabemos cuánto cobra la banda del “jefe de jefes” ni la Banda Ráfaga, pues nos declaramos incompetentes para hacer sumas y restas.****** Nos dicen que Andrés González Palomera ya confundió hasta a sus mejores amigos  y a sus más fieles seguidores. Leyeron con toda claridad que había dicho que se iba del PRI pero ahora no entienden qué les quiere decir cuándo escuchan decir qué está analizando qué hacer. Nosotros pensamos que Andrés se deje traicionar por su temperamento o al menos, su experiencia no le ha servido para controlar sus crisis internas. De lo que sabemos es que se ha tendido algunos puentes para encuentros de Andrés con priistas e inclusive se le planteó pláticar con Iván “El Tigre” Bravo Carbajal. De ahí se desprende, y eso es mera suposición nuestra, que Andrés se haya relajado y luego de dedicar ya varios días a pensar sobre su situación, ha pospuesto cualquier decisión que lo aleje del PRI.****** El que ya se rindió es “el rumbero”, Luis Carlos Vega Pámanes. Ya no pudo soportar la crítica y decidió renunciar en definitiva a ser magistrado y presidente y consejero del Supremo Tribunal de Justicia del Estado.  Fue demasiado peso la negra historia que ocultaba, la de aquel robo a mano armada y la muerte de una víctima arrollada por el auto recién robado. Ni modo, Pámanes ya había sido legalmente declarado abandonado por “Javieres” del PRI, uno de ellos -Javier Galván- ejecutado en junio del año pasado en Guadalajara.

 

Leave A Reply

WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux